Ricky Rubio en el punto

12/21/2012 |
No está al 100 por ciento tras la operación del ACL de la rodilla pero se siente bastante recuperado. (lino.prieto@gfrmedia.com)  
No está al 100 por ciento tras la operación del ACL de la rodilla pero se siente bastante recuperado.

Miami. Poco son los jugadores de baloncesto que regresan a la cancha a solo nueve meses de rehabilitación luego de sufrir una ruptura del ligamento anterior cruzado en una rodilla. A algunos les toma un año completo completar el proceso.

Pero no al armador español Ricky Rubio, cuya recuperación está mucho más adelantada de lo previsto y regresó a la cancha el pasado, 15 de diciembre, ante los Mavericks de Dallas tras haber sufrido su lesión a fines de la pasada temporada el 9 de marzo ante los Lakers de Los Ángeles.

“Creo que entré a cancha en el punto exacto”, dijo Rubio a Primera Hora. “Claro, no es que regresé y estoy al 100 por ciento, porque eso es muy difícil. Pero poco a poco. Hay que cogerlo todo partido a partido”.

Rubio debutó con ocho puntos y nueve asistencias ante los Mavericks en 18 minutos de acción, pero luego lució discreto el 17 de diciembre en visita ante el Magic de Orlando con solo cuatro asistencias y sin marcar puntos en 16 minutos en cancha.

“Eso es parte de la recuperación”, dijo Rubio refiriéndose a su inconsistencia inicial y a su tentativa de realizar algunos movimientos.

“Realmente la rodilla no me molesta. Pero me siento un poco lento porque todavía no estoy en plenitud de condición física y tengo que coger más confianza. Es cuestión de que la desconfianza vaya saliendo de la cabeza y las cosas irán saliendo”.

A Rubio, según él, le beneficia también el aspecto de que en la temporada navideña el itinerario es un poco más laxo, y hay más descanso entre juegos.

“Ya llevaba tres semanas entrenando sin restricciones y decidimos que el calendario era bueno para comenzar. Tenía partidos que no eran muy corridos, con un calendario flexible”, dijo Rubio.

De hecho, durante las próximas dos semanas, Minnesota solo tiene cuatro juegos en agenda, lo que brinda bastante espacio para el descanso y seguir fortaleciendo la rodilla.

“Vamos partido a partido. Depende como vaya la rodilla vamos a incrementar o no. En estos primeros partidos vamos a tener minutos limitados y vamos a ver como nos va”, sentenció el base, nacido en Barcelona.

Contento con la plantilla

Otra razón para regresar a la cancha un poco más temprano de lo previsto es que el equipo cuenta con mucha más profundidad, veteranía y exceso de armadores, por lo cual no está forzado a tener que cargar el equipo y puede darse el lujo de integrarse poco a poco.

“El año pasado no teníamos esta química ni la ayuda de unos jugadores veteranos que tenemos ahora. Tenemos un equipo con mucha internacionalidad. Me gusta este equipo. Tenemos mucha química, somos muy unidos. Cada uno trae la experiencia de su país y eso nos hace mejor como equipo”, dijo Rubio, cuyo equipo ha agregado caras nuevas como los rusos, Andrei Kirilenko y Alexey Shved, a un quinteto que ya contaba con el boricua José Juan Barea y el serbio Nikola Pekovic.

“Además tenemos muchos armadores. A este entrenador (Rick Adelman) le gusta jugar mucho con dos manejadores de balón. Con tantos point guards podemos jugar juntos. A mi me gusta jugar con otro point guard porque cuando te sientes presionado, tienes a tu compañero que la puede subir y repartir. Te quita presión”.