Nota de archivo: publicada hace más de 90 días
Sánchez sostuvo que el miércoles se presentó a Guayama a tratar de zanjar diferencias con Rodríguez pero el intento no rindió frutos. (Archivo)  
El veterano canastero aclara la razón de su ausencia en el equipo de Guayama desde el pasado fin de semana.

Por varios días, el delantero Ricky Sánchez no ha dicho presente a las prácticas ni a los últimos dos juegos de los Brujos de Guayama, sin incluir el de anoche.

Mucho se ha especulado sobre su ausencia desde el pasado domingo en Bayamón; que si es por inconformidad con su rol actual en el equipo o que si es porque el quinteto  ha estado escuchando ofertas de cambios por él.   

Lo cierto, es que la situación ha creado malestar entre los fanáticos del Baloncesto Superior Nacional, especialmente, de los seguidores fieles de los Brujos.

Pero la realidad, según el propio Sánchez, la razón de su separación del equipo no es ninguna de las anteriores.

“Mi separación del equipo es por un problema personal entre el apoderado de los Brujos, Rafael Rodríguez, y yo. Esto se da a partir de una discusión entre nosotros. No tiene absolutamente nada que ver con inconformidad con mi rol, con que yo esté enojado porque me quieran cambiar, que tenga algún malestar con algún compañero  o que me sienta incómodo en Guayama. Todo eso que se ha dicho  es falso”, indicó  Sánchez a Primera Hora.

“Ciertamente no empecé teniendo la mejor temporada de mi carrera y tan reciente como en Manatí tuve un buen desempeño allí. Pero eso no tiene que ver con esta situación, o que no me dan toques suficientes en ofensiva. Yo me adapto al rol que me toque y llegué a Guayama a dar el 100 por ciento. Nací y me crié en Guayama y esta siempre será mi casa”, dijo Sánchez sin ofrecer detalles del “problema personal” con Rodríguez.

Según trascendió, Sánchez, quien también se ausentó al juego del martes, hasta rechazó ofertas para jugar en Argentina y en Uruguay con tal de quedarse en la Isla entrenando por su cuenta y poder practicar con los Brujos desde el inicio de los entrenamientos, así como comenzar la temporada 2017 a tiempo.  También accedió a reestructurar su contrato para hacer más factible su estadía en Guayama.

“Yo soy el primero que llega a las prácticas y el último que se va. Siempre estoy a tiempo a los juegos y nunca había faltado. Como capitán del equipo era mi rol mantener el grupo unido. Y el dinero nunca ha sido un ‘issue’ en Guayama”, dijo Sánchez.

“Por eso me sorprendió que esta situación llegara a convertirse en un acto mediático. Yo sé que se ve mal que no me haya presentado al equipo, pero traté de resolver las cosas por mi cuenta, evitando hacer ruido. Siempre he dado la cara en todo lo que he hecho”.

Sánchez sostuvo que el miércoles se presentó a Guayama a tratar de zanjar diferencias con Rodríguez pero el intento no rindió frutos.

(El dirigente) “Manolo (Cintrón) trató de servir de intermediario y el papá de Rafa, que es el pastor, también quiso ayudar y me llamó. Pero esto es un asunto que tenemos que resolver Rafa y yo”, indicó Sánchez.

“Fui a Guayama a reunirme con él y lamentablemente no llegamos a nada. Hasta tomé la decisión de venir a mi casa en Caguas y dejar el apartamento que me habían dado en Guayama. Él sabe que no me voy a presentar hasta que lleguemos a un acuerdo. La ficha del tranque es que haya un diálogo honesto”, dijo Sánchez al promediar 5.2 puntos y 5.2 rebotes en esta temporada.

Rafa Rodríguez: “Yo no cuento con él”

Aunque Sánchez tenía cierta esperanza de que se pudiera dar su regreso a los Brujos, el apoderado Rafael Rodríguez indicó a Primera Hora que de su parte no hay marcha atrás y que Sánchez ya fue colocado en el mercado de cambios. “No hay más nada de qué hablar. Ahora mismo no cuento con él y voy a tratar de cambiarlo a un equipo en el que él se sienta bien y en una transacción que yo pueda beneficiarme porque no lo voy a regalar”, dijo Rodríguez, quien insiste que la disputa surgió a partir de una tercera persona que le dijo que lo iban a cambiar.

“Estábamos de lo más bien. Él se molesta conmigo porque una tercera persona le dijo cosas. A mí me llamaron. Yo no llamé a nadie. No estaba en mis planes salir de él. Pero nada, yo no voy a seguir dándole importancia a este asunto. Ya cerré el capítulo. Solo falta cambiarlo”, aseveró.

Rodríguez agregó que en cualquier transacción que haga por Sánchez, tratará de recibir a un armador a cambio para poder reforzar esa posición.

Regresa a la portada