Sin pánico David Rosario

Por Elket Rodríguez Birriel / elket.rodriguez@gfrmedia.com 04/24/2013 |
David Rosario, a la derecha, conversa con el centro Peter John Ramos, uno de los jugadores que ha rendido por debajo de su nivel en lo que va de la temporada. Archivo  
El dirigente de los Capitanes del BSN confía en que su equipo saldrá de su mal inicio.

Con el éxito viene la fama y con la fama, la opinión pública: sea buena o mala. Eso parece resumir, a los ojos de David Rosario, dirigente de los Capitanes de Arecibo, la mala racha por la que atraviesan los subcampeones del Baloncesto Superior Nacional (BSN).

“Cuando los Capitanes pierden, somos noticias porque la gente está acostumbrada a vernos ganar”, declaró Rosario, quien, a su vez, disminuyó la relevancia que pudiera tener el hecho de que los campeones de cuatro de las pasadas ocho ediciones del BSN tengan récord de 3-6 a inicios de campaña.

“No es la primera vez que el equipo atraviesa por una situación como esta. El año pasado pasamos por circunstancias similares y salimos adelante”, rememoró el mentor.

A su juicio, la causa de los infortunios de los arecibeños tiene una base racional y no se perturba por la opinión y la presión de los fanáticos.

“Pánico, no. Esa palabra no existe en mi vocabulario. La realidad es que tenemos la base del equipo lesionada, los importados que teníamos (los gemelos Joey y Stephen Graham) no estaban haciendo el trabajo” y “el porcentaje de tiros de tres y de tiros libres no es el esperado” explicó.

Rosario también recordó que los bases Rafael “Pachy” Cruz, Carlos Rodríguez, Guillermo Díaz y los escoltas-aleros Jesús Verdejo y Daniel Vassallo están lesionados, aunque este último juega lastimado.

De paso, Guillermo Díaz se encuentra practicando con el quinteto y la dirección espera que se una a la plantilla antes de que finalice el mes. Verdejo fue intervenido quirúrjicamente ayer tras sufrir una lesión en su rodilla derecha la semana pasada en el juego contra Humacao-Carolina y parece que estará inactivo por el resto de la campaña.

“Hay que recordar que este es un equipo nuevo, distinto al del 2008 y 2010. Tenemos jugadores que no habían jugado anteriormente juntos y, como es usual, surjen problemas de acoplamiento”, señaló el veterano dirigente.

Ahora, de lo que no existe duda es de que el técnico está plenamente convencido de cuáles son los remedios que necesita la nave capitana para salir de su momentáneo naufragio.

“Hay que seguir trabajando. En este momento estamos evaluando a los importados. Los nativos tienen que mejorar su puntería y esperar a que nos vayamos conociendo como grupo”, comentó. “Todavía nos quedan 25 juegos. Lo importante es clasificar en los primeros ocho. De ahí en adelante es un juego distinto”, agregó.

Y es que la tropa amarilla apuesta a que el panorama cambie, inicialmente, con la integración de sus canasteros y, posteriormente, con la llegada del líder en asistencias de la liga española, Andrés Rodríguez.

“Andrés debe llegar entre 20-22 de junio y debe jugar para nosotros entre 13 y 14 juegos””, sostuvo Rosario.

Sin embargo, la disponibilidad de Rodríguez dependerá de la situación de su club, el Blusens Monbus, en España que actualmente ocupa la octava posición del tablero.

Si el club clasifica a la postemporada ibérica, el base deberá reportarse a los Capitanes cercano a las fechas indicadas por el técnico. Pero si el Blusens Monbus se elimina en la temporada regular, Rodríguez podría reforzar a los arecibeños desde finales de mayo.