Triunfo de los Mets sobre los Caciques-Gigantes

Por Carlos Rosa Rosa 04/11/2013 | 11:13 p.m.
Gilbert Brown fue el mejor anotador del partido con 26 puntos.
Gilbert Brown fue el mejor anotador del partido con 26 puntos. (Archivo)  

Humacao. Gilbert Brown tuvo en sus manos la oportunidad de extender el invicto local de su quinteto en su regreso al bohío, pero la dejó.

Brown falló dos tiradas libres con apenas 1.8 segundos y los Mets de Guaynabo resistieron un vigoroso empuje de los Caciques-Gigantes de Humacao-Carolina al obtener un triunfo, 81-80.

Un tapeo de Antonio “Puruco” Látimer parecía sellar el triunfo de los Mets al despegarse 81-77 con  14 segundos.

Humacao, no obstante, respondió de inmediato con un triple de Brown (81-80) y cuando Látimer trató de sacar el balón cometió un turnover con 8.9 segundos, devolviéndole el balón a los locales. Fue entonces cuando Brown atacó el canasto en la última oportunidad y recibió falta personal, preparando el escenario para un final de película. 

Con el público de pie en las gradas, Brown  erró el primero; teniendo la oportunidad de provocar un tiempo extra. Sin embargo, también falló el segundo, decepcionando a los fanáticos con el revés.

Brown fue el mejor anotador del partido con 26 puntos. Christian Dalmau marcó 20 puntos y Larry Ayuso 16 para ayudar a los Mets.

La fanaticada de Humacao tuvo que esperar más de una semana para disfrutar de otro juego local de su conjunto. Esto ha provocado opiniones divididas entre sus seguidores.

Ayer, unos se expresaron a favor; otros en contra sobre la fusión de ambas franquicias.

“El que hizo la fusión no pensó en la fanaticada de Humacao. Nosotros nos sentimos muy orgullosos de las cosas de nuestro pueblo. Con la fusión se pierde identidad y el hilo de lo que está haciendo el equipo. En ocasiones habrá que salir dos veces del pueblo para ver el equipo (en su juego visitante y luego en Carolina)”, manifestó el fanático José 'Pito' Huertas previo al choque de los locales ante los Mets de Guaynabo.

“Es el primer invento que veo en la liga desde que estoy siguiendo el baloncesto desde el 1960; que un equipo lleve dos nombres”, prosiguió Huertas al agregar que “construyeron un coliseo de $30 millones para solo nueve juegos en un año porque ni el voleibol (femenino) se juega aquí”.

Ayer, hubo otras voces a favor de la fusión.

Johnny Morales, por su lado, indicó que con la fusión “ambas franquicias se benefician. Evitaron que una franquicia desapareciera. Creo que hicieron lo correcto”.

Para Pablo Cuadrado, la inyección económica del municipio de Carolina era necesaria para la operación de la franquicia. “Me gusta la fusión. La aportación de Carolina es importante para ayudar en los gastos del equipo. Y veo mejorado el equipo”, dijo Cuadrado al señalar que viajaría a Carolina para presenciar uno de los encuentros.

Mientras, Mario López de Victoria calificó de “fantástica” la unión de ambas franquicias. “Si no ocurría fusión, uno de los dos equipos quedaba sin jugar. Me parece que fue muy importante que se hiciera”, dijo López de Victoria.