Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Arranca superbién el béisbol invernal

Por Carlos González / [email protected] 01/08/2018 |00:04 a.m.
Las asistencias no oficiales en las primeras tres fechas del torneo así lo atestiguan. ([email protected])  
Directivos y protagonistas de la liga están contentos con la acogida que le han dado los fanáticos al acortado torneo 2018.

GURABO. La decisión de jugar la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente a pesar de las complicadas situaciones de la Isla desde el paso del huracán María el pasado septiembre ha sido acertada. 

Las asistencias no oficiales en las primeras tres fechas del torneo así lo atestiguan. Raúl Rodríguez y Justo Moreno, propietarios de los Criollos de Caguas y los Cangrejeros de Santurce, respectivamente, se expresaron jubilosos por el respaldo que ha recibido la liga en Mayagüez, San Juan y Gurabo en sus primeras tres fechas.

“Las asistencias tanto en Mayagüez, San Juan como en Gurabo han sido buenas. En Mayagüez por haber sido de noche, lógicamente, fue mayor que en el Hiram Bithorn y en Gurabo. Pero han sido buenas. Al principio teníamos dudas por las circunstancias, pero cuando empezó se veía que estaba bastante lleno, así que la asistencia ha sido buena”, dijo Rodríguez ayerhablando en específico de la doble jornada que jugaron ayer los Criollos y los Cangrejeros en el estadio Evaristo “Varo” Roldán de Gurabo.

“No fue difícil tomar la decisión de si íbamos a jugar. Lo complicado fue planificar cómo hacerlo”, agregó.

Debido a que la estructura del estadio Yldefonso Solá Morales sufrió severos daños, los Criollos no disfrutarán de un estadio fijo para los partidos locales. Tienen en agenda jugar dos desafíos en Aibonito y otros seis en Gurabo. 

“Gurabo es un pueblo de béisbol, está cerca de Caguas. Los fanáticos de los Criollos pueden venir al igual que la gente de Gurabo. El parque es excelente, el terreno está en perfectas condiciones, hay que hacerle unos detalles, pero está excelente”, destacó Luis Matos, dirigente de los Criollos.

El primer partido de ayer comenzó a las 11:00 a.m. y contó con una asistencia aproximada de 1,200 parroquianos. El parque Evaristo “Varo” Roldán tiene capacidad para unas 2,500 personas.

“Los juegos a las 1:00 p.m. se tienen que hacer porque no hay luces, pero también es un experimento. Veremos qué pasa con los juegos de la tarde. Entiendo que habrán buenas asistencias y en el juego en Aibonito también. Aunque lo estamos experimentando por el huracán, verdaderamente habíamos contemplado la idea de jugar en Juncos, Gurabo, Aibonito y Guayama. Teníamos en planes llevar a los Criollos a varios pueblos de la Isla. Los hemos hecho no como queríamos. Lo normal era hacerlo en más parques y de noche, pero creo que se está viendo bien por ahora”, dijo Rodríguez. 

“El fanático de béisbol ha respaldado nuestro proyecto. Fuimos a Mayagüez y vimos cerca de 3,000 personas, en el estadio Hiram Bithorn también fueron poco más de 3,000. En Gurabo vimos un ambiente excelente y tenemos que ser agradecidos al pueblo”, afirmó Moreno.

Béisbol como aliciente

Los ejecutivos coincidieron en que la Liga está sirviendo de válvula de escape para aquellos ciudadanos que todavía lidian con los estragos provocados por el huracán María. 

“Nuestra idea era que la gente pudiera hacer las cosas que hacían antes aunque no tengamos electricidad, y tenemos otras situaciones. La meta es olvidar por un rato nuestros problemas diarios y pasar un rato chévere. Qué mejor que el béisbol”, afirmó Rodríguez. 

“El béisbol es el vehículo para salir de la rutina; los problemas de no tener agua, electricidad... pero tenemos diversión. Es un béisbol de calidad y un excelente espectáculo”, mencionó Moreno.

Regresa a la portada