Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Astros simbolizan una temporada de ensueño del béisbol de Grandes Ligas

Por Agencia EFE 11/25/2017 |08:56 p.m.
Los Astros de Houston ganaron la Serie Mundial el pasado 1 de noviembre. (Archivo)  
El duelo entre Houston y Los Ángeles puso el broche de oro a una temporada excepcional.

Houston. La impresionante y emocionante Serie Mundial que protagonizaron los Astros de Houston contra los Dodgers de Los Ángeles, que dejó al equipo tejano como campeón por primera vez en su historia de 56 años, fue la culminación de una temporada  especial en la que todas las franquicias de alguna manera lograron avances en sus objetivos deportivos.

Cada uno de los equipos tuvieron algún protagonista que destacó e hizo que la competición dentro de las Grandes Ligas fuese histórica y con una proyección de futuro brillante.

Después de vivir el emocionante "Clásico de Otoño" del 2016 que protagonizaron los Cachorros de Chicago y los Indios de Cleveland, se pensaba que sería muy difícil superarla y fueron los Astros y los Dodgers los que ofrecieron una auténtica obra maestra.

El duelo entre los Astros y los Dodgers puso el broche de oro a una temporada excepcional que tuvo como protagonistas el poder del bate de Giancarlo Stanton y Aaron Judge además de las deslumbrantes actuaciones diarias del venezolano José Altuve y Joey Votto, acompañados del surgir de un talento joven como nunca antes visto.

Pero lo más importante de todo es que en las últimas temporadas nueve equipos diferentes han disputado la Serie Mundial, incluidos los Reales de Kansas City, que lo hicieron por dos veces, lo que significa que se rompió el sentir de que sólo las grandes franquicias con poder económico podían competir por el título.

Los Gigantes de San Francisco con tres títulos en las últimos 10 temporadas han sido los más destacados, pero luego otros siete diferentes consiguieron el "Clásico de Otoño".

Además 14 equipos diferentes han jugado al menos una vez en el "Clásico de Otoño", mientras que de las 30 franquicias de las Grandes Ligas, 21, un 71 por ciento, han jugado al menos una serie de la fase final en las últimas cinco temporadas.

Todo lo anterior significa que al margen del gran futuro que le espera a los Astros, que mantendrán por las próximas temporadas el núcleo del equipo, otros también se presentan con un potencial ganador.

Entre ellos están los Dodgers que tienen en su haber cinco banderines consecutivos de la División Oeste de la Liga Nacional. Un viaje a la Serie Mundial en el 2017 después de 29 años.

Pero sobre todo cuentan con los jóvenes valores como Corey Seager, Clayton Kershaw, Cody Bellinger y Justin Turner, que le dan una gran proyección de futuro.

Los Yanquis de Nueva York, a pesar que despidieron al piloto Joe Girardi, tienen la gran suerte de poseer a un pelotero como Judge, que con toda seguridad será capaz de cambiar la marcha del equipo.

Después de una temporada en la que fue el Novato del Año en el Joven Circuito y terminó de segundo en las votaciones por el Jugador Más Valioso (JMV), el toletero es el nuevo rostro de los Bombarderos del Bronx y el mejor ejemplo del optimismo que los aficionados de los Yanquis tendrán de cara al 2018.

Los Cachorros saben ya lo que es conseguir de nuevo un título de Serie Mundial (2016), tienen un estadio legendario completamente renovado y tres participaciones consecutivas en la postemporada.

La mayor cantidad de victorias en la Gran Carpa desde el Día Inaugural del 2015, gracias a los jóvenes talentos como Kris Bryant y Antony Rizzo.

Por si todo lo anterior no fuese suficiente, los Cachorros también cuentan con una de las gerencias más preparadas en el béisbol de las Grandes Ligas.

Los Indios también demostraron con jugadores como el torpedero puertorriqueño Francisco Lindor y el dominicano José Ramírez que poseen un talento increíble, además de energía, personalidades carismática que representan a un equipo lleno de futuro.

Otro equipo que tiene todos los elementos para triunfar de inmediato son los Medias Rojas con los jóvenes talentos Mookie Betts, Xander Bogaerts, Jackie Bradley Jr. y Andrew Benintendi.

Todos ellos, ahora dirigidos por el joven piloto puertorriqueño Alex Cora, que llega cargado de todo lo vivido con los Astros, como entrenador reserva, proyecta a los Medias Rojas como el equipo que volverá a estar entre los mejores de la Liga Americana durante la temporada del 2018.

Los Nacionales de Washington se han convertido en un equipo de elite al que lo único que les falta es superar la asignatura pendiente que tienen cuando llegan a la competición de la fase final.

La franquicia capitalina posee una de las dos mayores cantidades de victorias desde el Día Inaugural del 2012; cuatro títulos del Este de la Liga Nacional en seis temporadas; al abridor Max Scherzer y sus tres Premios Cy Young; al prospecto número 2 en todo el béisbol (el jardinero dominicano Víctor Robles), al lanzador Stephen Strasburg y al jardinero Bryce Harper listos para otra vez tratar de guiarlos a un campeonato.

Regresa a la portada