Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Carlos Beltrán: “El País lo necesitaba”

Por Noel Piñeiro Planas 12/28/2017 |11:45 p.m.
Carlos Beltrán tuvo la ayuda de su esposa Jessica, a la izquierda, para coordinar todas las aportaciones que recibió y trajo a Puerto Rico durante la crisis post María.  
El ahora expelotero, nombrado Figura Deportiva del Año por Primera Hora, habla de lo que lo movió a ayudar a Puerto Rico durante su crisis post María.

Durante los 20 años de carrera que tuvo en las Grandes Ligas hasta pasado noviembre, Carlos Beltrán mostró en gran nivel el talento que Dios le dio para jugar la pelota y acumuló las riquezas que este deporte reparte sin reservas a sus mejores talentos.

En todo ese tiempo, sin embargo, Beltrán jamás dejó de ser el joven sencillo que amó a Puerto Rico más que a todas las ciudades para las cuales jugó en las Mayores.

Fue precisamente ese sentimiento el que le movió este año a ayudar a la Isla sin reservas tras el paso del huracán María, acción que junto a sus logros deportivos motivaron que Primera Hora le consignara como su Figura Deportiva del 2017 en Puerto Rico.

Las ayudas que Beltrán envió a Puerto Rico a los días y meses del paso del huracán María ya son incontables y no han terminado. 

Lo primero que hizo el ahora expelotero fue donar $1 millón de su propia cartera al abrir una cuenta de recolección de fondos de gente común para ayudar a su país. Dicha gestión al día de ayer ya sumaba donaciones totales por casi $1.6 millones.

Pero eso no fue todo. Sobre seis vuelos aéreos repletos de ayudas de primera necesidad como agua, comida, medicinas, linternas y hasta plantas de generación de electricidad llegaron a la Isla durante las primeras semanas, tras el paso del huracán y mientras Beltrán se mantenía activo con los Astros de Houston en la postemporada de las Grandes Ligas.

También se enviaron al País sobre 20 furgones y las ayudas canalizadas a través de su Fundación Carlos Beltrán llegaron a diferentes partes de la Isla.

“Lo hicimos porque el País lo necesitaba. Y todavía seguimos trabajando. No nos vamos a detener hasta que las cosas vuelvan completamente a la normalidad”, dijo Beltrán al ser contactado por Primera Hora ayer.

Acompañado en la conversación por su esposa Jessica, la pareja dijo que ya perdió la contabilidad de toda la ayuda que han entregado en la Isla a través de su Fundación.

“Las alianzas de ayuda con nuestra Fundación han seguido creciendo. Foot Locker nos regaló 3,000 pares de calzado. El alcalde de Nueva York recientemente nos envió unos filtros de agua que estamos repartiendo todavía. Ahora esperamos tres furgones de juguetes para los niños. Y también tenemos una donación $75,000 de una persona que conocí en un vuelo aéreo con el que daremos gift cards de $100 hasta $500 para comprar asuntos de necesidad en Sears”, destacó Jessica, cuyo esposo anunció su retiro en noviembre a semanas de haber celebrado por primera vez una coronación en la Serie Mundial.

Beltrán abundó que ayudó porque sabe que servir es una responsabilidad que tiene ante el creador de la vida.

“Todo lo hemos hecho porque entendemos que Dios nos ha bendecido en gran manera. A mí me dio la habilidad para jugar pelota y estamos agradecidos de eso y de todo lo que nos ha dado”, dijo Beltrán.

Ampliando sobre las ayudas que todavía gestiona para la Isla, destacó que ya pasaron de la fase de entregar alimentos y aguas y que ahora buscan proveer cosas como materiales de construcción y de otros tipos de necesidades.

“El compromiso sigue. Vamos a seguir aportando nuestro granito de arena hasta que las cosas mejoren”, destacó Beltrán, quien incluso puso a la disposición del pueblo la cocina de su academia de béisbol en el pueblo de Florida para poder cocinar alimentos durante la crisis.

Y en cuanto a su designación como la Figura Deportiva del Año, el manatieño destacó sentirse muy honrado.

“Es un honor que me hayan seleccionado como esa figura. Muchas gracias por eso”, dijo humildemente. 

Regresa a la portada