Copur amonesta a la Federación de Béisbol de Puerto Rico

Por Sara Del Valle Hernández 03/12/2014 |01:34 p.m.
Beltrán explicó que la resolución es una medida cautelar para que la FBPR no vuelva a violar las directrices del Copur. "Esta resolución está más dirigida a percibir que se tienen que paralizar los procesos para la expulsión de Bracero. El comité ejecutivo no puede permitir ese tipo de acciones", dijo Beltrán. (Archivo)  
Por incumplir una orden de este ente deportivo en la que le pedía paralizar el procedimiento disciplinario contra el apoderado de los Cardenales de Lajas en el béisbol Doble A, Julio Bracero.

El Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur) le aplicó una "firme amonestación" a la Federación de Béisbol de Puerto Rico (FBPR) y a su presidente, José Quiles, por incumplir una orden de este ente deportivo en la que le pedía paralizar el procedimiento disciplinario contra el apoderado de los Cardenales de Lajas en el béisbol Doble A, Julio Bracero.

El documento, que fue suscrito ayer martes, 11 de marzo y firmado por el secretario general del Copur, Carlos Beltrán, también dispone que el asunto sea referido al Tribunal de Apelaciones y Arbitraje Deportivo (TAAD) para que se continúe con el proceso apelativo correspondiente.

Bracero fue suspendido por la FBPR por haber enviado una carta al presidente de la Federación Internacional de Béisbol (FIB), Ricardo Fraccari, en contra de la decisión federativa de limitar a la presencia de jugadores profesionales por equipo, y por sus expresiones públicas contra Quiles.

La suspensión de Barcero fue traída a la atención del comité ejecutivo del Copur por su asesor legal, que licenciado Jorge Marchand Heredia, en una reunión celebrada el 11 de febrero de este año y tras haber examinado las alegaciones del abogado, el comité ejecutivo le ordenó a la FBPR que paralizara el proceso disciplinario hasta que el TAAD atendiera la apelación y el conflicto fuera resuelto de manera definitiva. Según la resolución, el objetivo principal de esta orden era "establecer un periodo de enfriamiento que permitiera atender al asunto de manera sosegada y en conocimiento adecuado de todos los aspectos que giraban alrededor de la controversia planteada".

Al momento, el apoderado espera además por el resultado de un recurso de reconsideración que sometió ante la junta de directores de la FBPR.

Además de la paralización, el Copur le dio a la FBPR un plazo de 10 días para que presentara sus alegaciones en torno al recurso apelativo sometido por Bracero. El organismo federativo cumplió con esta segunda parte, sin embargo no se expresó sobre la suspensión. La FBPR, según dice el documento, tampoco brindó justificación adecuada para esta omisión en comunicaciones posteriores.

Beltrán explicó que la resolución es una medida cautelar para que la FBPR no vuelva a violar las directrices del Copur. "Esta resolución está más dirigida a percibir que se tienen que paralizar los procesos para la expulsión de Bracero. El comité ejecutivo no puede permitir ese tipo de acciones", dijo Beltrán.

El secretario general del Copur añadió que el interés del organismo deportivo nacional no es punitivo, sino que busca que la FBPR entienda que tiene que seguir las directrices que se les dan como federación afiliada.

FBPR acepta la amonestación 

Por su parte, Quiles indicó que se allanaba a la resolución del Copur y expresó que los procesos en contra de Bracero habían sido detenidos, aunque seguía suspendido mientras se esperaba por una apelación que hizo el apoderado afectado ante la junta de directores de la federación nacional.

"Yo soy un presidente nuevo. Entendía que este tema debía ser atendido por el TAAD. Pero no tengo problemas con la resolución, me allano a ella. Eso sí, esta resolución le envía un mensaje a la federación internacional de que nosotros no hemos sido suspendidos del Copur como dijo Israel Roldán (pasado presidente de la FBPR y secretario general de la FIB) en la reunión del 16 de febrero", apuntó Quiles, refiriéndose al encuentro que sostuvo Roldán con el presidente de la FIB, Ricardo Fraccari en Praga y en la que se discutió sobre la limitación de un sólo jugador profesional en los equipos que participan en el torneo 2014 de la Liga de Béisbol Superior Doble AA.

A raíz de esta controversia, la FIB amenazó a la federación nacional con desafiliarla sino revocar esta práctica en la liga superior.