Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Correa y Lindor a las puertas del primer acuerdo millonario

Por Fernando Ribas Reyes 12/05/2017 |11:45 p.m.
Carlos Correa y Francisco Lindor (Archivo)  
De cara a su tercer año de servicio en las Mayores, Carlos Correa y Francisco Lindor podrían concretar por primera vez acuerdos que superen el millón de dólares.

Con dos años de servicio en las Grandes Ligas, Bryce Harper recibió su primer contrato millonario con los Nacionales de Washington. 

Igual podría ocurrir con el boricua de los Astros de Houston, Carlos Correa, quien cumplirá poco más de dos años de servicio en el 2018, así como su compatriota de los Indios de Cleveland, Francisco Lindor.

La cantidad de años de servicio en las Mayores no debe confundirse con la cifra de temporadas jugadas.

Correa y Lindor, quienes van camino a la cuarta campaña, respectivamente, cumplirán poco más de dos años de servicio en las Grandes Ligas en la venidera temporada, según la matemática de Major League Baseball.

Ambos, por lo tanto, son elegibles para un prearbitraje salarial, que es el primer escalón hacia los millones, seguido por el arbitraje salarial, que alcanzan luego de tres años de servicio, y la agencia libre, que llega luego de seis años de servicio.

Todos los peloteros de las Grandes Ligas son elegibles para el prearbitraje previo a sus tres años de servicio.

Correa y Lindor vienen de devengar poco más de $500,000 en la pasada temporada. Es un precio de ganga al considerarse la producción de ambos jugadores. Correa devengó $535,000, cuando ayudó a los Astros a ganar la Serie Mundial.

 Lindor ganó $579,000 y logró su primer Bate de Plata con los Indios.

En este momento en sus carreras, los Astros y los Indios le pueden ofrecer a Correa y Lindor por encima del mínimo que ganan y hasta bastante más si así lo entienden ya que ambos sobresalieron con el madero y el guante sobre el campo.

Hay otros precedentes además de Harper, quien ganó $2.5 millones con poco más de dos años de servicio.

La estrella de los Angelinos de Los Ángeles, Mike Trout, recibió $1 millón en su segunda temporada (2014), luego de haber ganado $500,000 en su año de novato, en el que bateó .326, con 30 jonrones, 49 bases robadas y 129 carreras anotadas.

Y Kris Bryant, de los Cachorros de Chicago, recibió $1.05 millones en el 2017, aún cuando no completaba su segundo año de servicio. Mookie Betts, de los Medias Rojas de Boston, también estuvo cerca del millón de dólares ($950,000) en su segunda temporada en el 2017.

Correa y Lindor tienen números para alcanzar acuerdos como los de Harper, Trout y Bryant si optan por firmar por una sola campaña. 

Lindor sacudió 33 jonrones y remolcó 89 carreras en la pasada temporada, al tiempo que Correa acumuló 24 cuadrangulares con 84 remolcadas en 109 juegos. 

A estas alturas del ‘juego’, las organizaciones, en ocasiones, desean atar a sus jugadores jóvenes con acuerdos multianuales.

Lindor declinó una extensión

Durante la pasada temporada, los Indios trataron esa opción con Lindor al ofrecerle un contrato de $100 millones, según trascendió. Lindor rechazó el ofrecimiento.

También en la pasada campaña trascendió que el agente de Correa dijo que no contempla firmar una extensión de contrato en este momento.

Trout, por su parte, acordó una extensión multianual tras su segundo año, una de seis temporadas y $144 millones. 

Según el agente de jugadores en las Mayores, el boricua Melvin Román, rechazar ofertas temprano en sus carreras puede tener un efecto “antipático” en los equipos, quienes creen que es malo en las relaciones públicas para su fanaticada. 

Pero Román agregó que los equipos no lo “toman personal” y añadió que a la larga los jugadores pueden salir beneficiados al rechazar las ofertas.

Román explicó que los rechazos tienen un efecto en el arbitraje a favor del jugador porque el árbitro tiende a favorecer al jugador con producción en el terreno, pero sin historial de aumento de salario. “Eso puede simpatizar un poco a tú favor”, dijo.

Correa y Lindor son elegibles en diciembre del 2018 para arbitraje, que es el segundo escalón hacia los millones.

Regresa a la portada