Darvish vuelve a quedarse a un out del no hitter

Por Prensa Asociada 05/10/2014 |11:35 a.m.
David Ortiz quebró el sueño del lanzados japonés en el juego anoche entre los Rangers de Texas y los Medias Rojas de Boston.
Darvish dobló las rodillas y puso el guante en la cadera tras recibir el imparable. (AP)  

ARLINGTON, Texas — Yu Darvish se volvió a quedar muy cerca. Otra vez, un latinoamericano le rompió los sueños.

Por segunda vez en su carrera, al lanzador japonés le faltó un out para lanzar juego sin hit, permitiendo sólo el sencillo de David Ortiz con dos fuera en la novena entrada, lo cual no impidió que los Rangers de Texas vencieran el viernes 8-0 a los Medias Rojas de Boston.

"Es la segunda vez que experimento esto pero, si sigo lanzando así, algún día lo lograré", dijo Darvish. "Seguiré trabajando así y probablemente tendré otro récord de juegos casi sin hit".

El camarero novato Rougned Odor, colocado en el jardín derecho, se lanzó de cabeza por el batazo, pero la pelota estuvo lejos de su alcance. Si los Rangers no hubieran utilizado una formación especial en el cuadro, una práctica común ante Ortiz, el batazo hubiera sido rutinario a la segunda base.

Darvish perdió la posibilidad de un juego perfecto con dos fuera en la novena entrada ante Houston el año pasado. El viernes, dobló las rodillas y puso el guante en la cadera tras recibir el imparable.

Luego, el manager de Texas, Ron Washington, avanzó al montículo, mientras los 45.392 espectadores coreaban "¡Yuuu!"

Darvish, (3-1) ponchó a 12 y dio dos bases por bola en una noche de 126 lanzamientos.

"Mostró lo mejor que tiene desde el comienzo", dijo el manager de los Medias Rojas, John Farrell.

El venezolano Odor, de 20 años y apenas en su segundo juego en Grandes Ligas también protagonizó la jugada en la que Darvish perdió el juego perfecto en la séptima entrada.

Ortiz conectó un batazo poco profundo al jardín derecho, y Odor no tuvo comunicación con el jardinero Alex Ríos. La pelota picó entre ambos.

A Ríos se le cargó un error en la jugada.

Darvish estuvo a un out del juego perfecto en su primera apertura de 2013, en Houston, cuando el venezolano Marwin González pegó un sencillo que se fue entre las piernas del lanzador. En agosto pasado, Darvish perdió el sin hit cuando había un out de la octava entrada, contra los Astros, por culpa del boricua Carlos Corporán, quien le conectó un jonrón.

La derrota fue para Clay Buchholz (2-3), quien permitió seis carreras y 10 hits en cuatro entradas y un tercio. Ponchó a tres enemigos y dio dos bases por bolas.

En otros juegos de la Liga Americana, los Orioles de Baltimore superaron 4-3 a los Astros de Houston, con jonrón del dominicano Manny Machado, y los Angelinos de Los Ángeles se impusieron 4-3 a los Azulejos de Toronto, con tres imparables del dominicano Erick Aybar.

Asimismo, los Mellizos de Minnesota superaron 2-1 a los Tigres de Detroit; los Indios de Cleveland derrotaron 6-3 a los Rays de Tampa Bay, y los Reales de Kansas City doblegaron 6-1 a los Marineros de Seattle.

En dos interligas de la jornada brillaron bateadores latinoamericanos.

El cubano Alexei Ramírez conectó un grand slam, la clave en una cuarta entrada de siete carreras de Chicago y José Abreu se colocó como líder de Grandes Ligas con su 13er cuadrangular de la campaña para guiar a los Medias Blancas a un triunfo de 8-3 sobre los Diamondbacks de Arizona.

Abreu participó como bateador designado debido a una molestia en el tobillo izquierdo. Bateó de 4-3 y tuvo dos producidas para llegar a 37, la mayor cifra de la Liga Americana.

Por su parte, el venezolano Yangervis Solarte bateó un jonrón de tres carreras y los Yanquis de Nueva York vencieron 5-3 a los Cerveceros de Milwaukee.

Masahiro Tanaka lanzó hasta el séptimo inning, en el primer juego de los Yanquis en Milwaukee desde 2005, y el capitán Derek Jeter vivió una experiencia inusitada, cuando un fanático saltó de las gradas del jardín izquierdo y caminó hacia él en el sexto inning.

Al parecer, Jeter no se percató de que el espectador se acercaba sino hasta que estaba a un metro de él. Sereno, el astro de los Yanquis, quien prevé retirarse después de esta campaña, dio unos cuantos pasos para alejarse del hombre, quien fue derribado por el personal de seguridad.

Tanaka (5-0) toleró dos carreras y siete hits en su primer juego interligas. El derecho japonés ponchó a siete rivales y caminó a uno.

Y en sus primeros tres turnos al bate desde que llegó a los Yanquis, Tanaka se ponchó.

En otro interligas , los Atléticos de Oakland aplastaron 8-0 a los Nacionales de Washington, con un jonrón del cubano Yoenis Céspedes.

En la Liga Nacional, los Rojos de Cincinnati superaron 4-3 a los Rockies de Colorado, gracias a un jonrón de Joey Votto, que puso fin al duelo, y los Padres de San Diego apabullaron 10-1 a los Marlins de Miami, con derrota del cubano José Fernández (4-2).

Además, los Piratas de Pittsburgh vencieron 6-4 a los Cardenales de San Luis; los Bravos de Atlanta se impusieron 3-2 a los Cachorros de Chicago en 10 entradas; los Filis de Filadelfia vencieron 3-2 a los Mets de Nueva York, y los Gigantes de San Francisco derrotaron 3-1 a los Dodgers de Los Ángeles.