España nos hizo trabajar

Por Esteban Pagán Rivera / epagan@primerahora.com 03/09/2013 |
Sergio Pérez (al centro) tuvo una descontrolada primera entrada en la que permitió tres carreras que le costaron el partido. (carlos.giusti@gfrmedia.com)  
La victoria no fue tan amplia como deseada, pero se logró un triunfo necesario.

No fue la pela que esperaba la afición puertorriqueña, pero se logró el cometido. Puerto Rico se las arregló para superar, 3-0, a España, sobreviviendo a leves sustos, pero al final aseguró un necesario triunfo de cara a los complicados partidos que vienen contra Venezuela y República Dominicana.

Pero ganar por tan solo tres carreras contra el equipo que se perfila como el más débil del grupo podría, eventualmente, costarle caro a Puerto Rico. En esta primera ronda, en caso de un empate entre dos o más equipos en la tabla de posiciones, el desempate consiste en diferencia de carreras y una victoria, como la de anoche, lo que podría convertirse en inservible si República Dominicana y Venezuela apabullan por más de tres carreras a los ibéricos en sus respectivos partidos. De Venezuela superar esta noche a Puerto Rico, un triple empate en el Grupo C es muy factible, dependiendo de lo que ocurra en la jornada de mañana.

Ya le pasó al subcampeón Corea del Sur, que terminó con foja de 2-1 en el Grupo B de la primera ronda, igual que China Taipéi y Holanda, pero quedó eliminado por diferencia de carreras.

Puerto Rico podría tomar una ruta menos incierta si derrota a Venezuela esta noche, lo que evitaría un empate con los chamos y, en caso de que República Dominicana derrotara a España a primera hora, aseguraría un boleto a Miami.

En el partido de ayer, salvo una primera entrada en la que se marcaron tres carreras, el bateo boricua no debutó en este Clásico como se esperaba. Los locales apenas le conectaron seis hits a un cuerpo monticular español que había permitido 34 hits y 29 carreras en sus dos partidos de exhibición en Florida.

Principalmente, los maderos boricuas se quedaron silenciados ante los lanzamientos del relevista Richard Salazar. El zurdo completó 5.0 entradas y tan solo permitió dos hits.

Mientras, los lanzadores boricuas no se complicaron contra la ofensiva española. Los ibéricos sí amenazaron colocando dos hombres en base para iniciar las sexta y la séptima entradas, pero los boricuas lograron doble matanza en ambas ocasiones para apagar el fuego.

De hecho, Puerto Rico fue ayudado por una mala toma de decisiones por parte de España. En la parte alta de la sexta, Yasser Gómez representaba la carrera del empate por España, pero decidió realizar un toque, el cual resultó en un elevado por tercera base que fue capturado por Andy González.

Por otro lado, el dirigente Edwin Rodríguez decidió no trabajar mucho su bullpen, y acertó. Confió en que el relevista Hiram Burgos saliera de los apuros en la sexta y séptima entradas, y el derecho no lo defraudó. No fue un juego bonito, pero una victoria es una victoria.