Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Francisco Lindor y Edwin Encarnación: dos cagüeños enfrentados en los playoffs

Por Primerahora.com 10/19/2016 |02:34 p.m.
Encarnación defendió exitosamente la primera base de Toronto de Lindor en estea jugada durante el cuarto juego de la serie de campeonato de la Liga Americana. (AP)  
Ambos se han hecho enormes en el béisbol de Grandes Ligas.

Uno, la pieza clave para esta serie con los Indios de Cleveland: Francisco Lindor. El otro, toletero veterano y poderoso en su equipo, los Azulejos de Toronto: Edwin Encarnación. Dos cagüeños llegan hasta las Mayores para enfrentarse en una serie de ensueño por ganar la Serie de Campeonato de la Liga Americana.

En entrevista con ESPN, tanto Lindor como Encarnación conversaron sobre sus comienzos en las ligas infantiles de Villa Blanca, sector de Caguas con tradición de buen ofrecimiento deportivo para sus niños y jóvenes.

Lindor, de 22 años, contó cómo conoció a Encarnación, en aquel tiempo donde solo era el cargabates.

“Para mí en Villa Blanca había pasión, había mucha competencia. No solo entre los jugadores, sino entre los padres”, expresó Lindor a Marly Rivera, de ESPN Digital.

Sobre sus años en Puerto Rico y la cercanía con Encarnación, Lindor explicó que de niño estaba en los campos de bateo de la mano de su padre, el entrenador Miguel Lindor, cuando conoció a Encarnación.

“En realidad él (Encarnación) fue el que me lo dijo porque estaba muy chiquito, yo era el batboy (tenía 6 años) del equipo. Él me paró y me preguntó ‘¿Tú eres Lindor, el chiquitito de Villa Blanca?’, y yo le dije que sí. Y me dijo: ‘contra, yo jugué con tu hermano, tu papá me cocheó’, fue algo súper”, relató Lindor.

"Es un orgullo", agregó Lindor sobre jugar en la misma liga que Encarnación cuando niños. "Es un sentimiento bonito porque salió de donde yo salí prácticamente y se dedicó y llegó adonde quiso. A ser el pelotero que es".

Por su parte, Encarnación habló con una gran sonrisa sus momentos en Caguas. “Una experiencia que viví allá en Puerto Rico cuando estaba en pequeñas ligas. Unos momentos inolvidables y así es para Lindor”, dijo el jardinero nacido en la República Dominicana. “Yo no jugué con Lindor porque él era más pequeño, pero salimos de la misma liga. En esos tiempos esa era una de las mejores ligas que había en Caguas y todas las ciudades alrededor de Caguas querían jugar en esa liga”, detalló Encarnación.

Sobre Lindor, Edwin solo tuvo elogios para describirle. “Tremendo pelotero. Un muchacho joven con mucho talento, tremendas cualidades. Conocí al papá en esos tiempos y me siento muy orgulloso de que él esté aquí”, explicó.

Encarnación, de 33 años, se convertirá en agente libre después de una de las temporadas más exitosas en sus 12 años de carrera, donde estableció o igualó marcas personales en imparables (158); carreras impulsadas (127); cuadrangulares (42); carreras anotadas (99) y partidos jugados (160).

Wao que recuerdos,caguas Puerto Rico 1998

A photo posted by Edwin Encarnacion (@encadwin) on


Regresa a la portada