Hay talento de sobra y pa’ buen rato

Por Joel Ortiz Rivera / Enviado Especial 03/18/2017 |00:39 a.m.
Puerto Rico vive un gran momento en el desarrollo de grandes jugadores. ([email protected])  
El futuro del equipo de PR luce muy alentador por el gran banco de talento que hay en la Isla

San Diego. El papel que Puerto Rico realizó en el Clásico Mundial de Béisbol del 2013 no fue una casualidad. Fue producto de un grupo de peloteros que con mucho tesón, esfuerzo, orgullo y amor por su patria dejaron todo sobre el terreno aunque finalizaran en segunda posición.

Pero sobre todas esas variables también estaba el talento individual, cosa que para la edición del 2017 se ha multiplicado como parte del desarrollo de más peloteros puertorriqueños en el nivel más alto de competencia: las Grandes Ligas.

Y con la inyección de peloteros talentosos y bien desarrollados que ha tenido Puerto Rico en los pasados años, el panorama luce alentador, pues aun cuando en el equipo actual hay personalidades que podrían estar jugando su último Clásico, hay otra cepa de peloteros de calidad que debe estar uniéndose al programa de la selección en años venideros.

El futuro luce prometedor.

“Estamos en un buen momento”, dijo el gerente general de la novena isleña, Alex Cora. 

Ante la posible salida por edad del equipo de figuras como Carlos Beltrán, Mike Avilés, Orlando Román, J.C. Romero y Ángel Pagán, comienzan a verse como alternativas a jugadores jóvenes como Jesmuel Valentín, Isán Díaz, Christian Arroyo, Delvin Pérez y Rayan González, entre muchos otros.

“Todo en la vida es cíclico y el béisbol de Puerto Rico supuestamente estaba muerto. ¡No está muerto! ¡Nunca lo estuvo! Lo que pasa es que siempre va a haber tiempo de vacas gordas y de vacas flacas. Es cuestión de seguir predicando, hacerlos buenos peloteros y ayudarlos”.

El momento es tan bueno que, según dijo Cora, cuando llegó la hora de escoger integrantes para esta edición junto con Edwin Rodríguez, el dirigente del equipo, se encontraron con la agradable sorpresa de que pudieron darse el lujo de tener que escoger.

“De entrada sabía que no iba a ser un trabajo fácil.  Hablando con Edwin le decía que cogimos los 28, que son talentosos, y no pudimos escoger más aunque teníamos para escoger más, en términos de talento. Y eso es un respiro de aire fresco para Puerto Rico”, reveló Cora.

“Entiendo que estamos en un muy buen momento y estos muchachos como Javier (Báez), Carlos (Correa), Paquito (Francisco Lindor) son los que van a llevar el batón. Ese es el 4x100 de nosotros… aunque ahí nos falte un tramo. Todo el mundo sabía lo que ellos iban a traer al equipo, pero si te pones a ver lo demás que tenemos, es bien prometedor”, agregó.

Un factor importante que resaltó Cora es lo instrumental que es la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente para detectar, pulir y darle taller a esa nueva camada de peloteros y a las próximas que estarán llamadas a ponerse la camisa de Puerto Rico en eventos de esta envergadura.

“La liga invernal es un taller que no se puede caer. Si la liga invernal no existiera, no nos hubiésemos enterado de que Johnathan Morales (catcher de los Criollos) era tan bueno. Por eso es tan importante, y siempre se habla de los fanáticos y muchas otras cosas, pero creo que al final es sumamente importante porque le estamos dando taller a esos jugadores y la oportunidad de convertirse en buenos peloteros”, manifestó el también coach del banco de los Astros de Houston.

En el caso de Morales, este narró que su ‘descubrimiento’ surgió cuando el receptor de los Criollos, Jan Vázquez, se lesionó, y Morales tuvo que ser la alternativa de un día para otro. Morales hizo el trabajo e impresionó con su actuación con los Criollos, que eventualmente se coronaron en la Isla y en la Serie del Caribe.

“Hay figuras como Jesmuel Valentín, que juega invierno, juega todos los días y crece. El mismo Eddie (Rosario). Yo creo que el caso de Eddie es el ejemplo perfecto de lo que estamos tratando de hacer como gerenciales en Puerto Rico. Jugó en el Clásico a los 19 años (en el 2013), siempre juega en Puerto Rico y se ha convertido en tremendo pelotero, pero yo creo que ese taller (invernal) lo ha ayudado”, expresó Cora.

“Hay que ver lo que pasa, pero estamos en un excelente momento. Creo que los peloteros van a entender que jugar invierno es importante, que comunicarse entre ellos es importante. Y esperemos que muchos de estos jugadores que son ‘drafteados’ alto jueguen, porque les va a ayudar. Es excelente lo que está pasando”, finalizó Cora.

Regresa a la portada