Ibáñez: "Los triunfos son cosa de equipo no de un jugador"

10/11/2012 | 10:25 a.m.
Ibáñez dijo sentirse "bendecido" por tener la oportunidad de salir al diamante y ayudar a conseguir el triunfo que necesitaban.(EFE/ Justin Lane)  
El veterano pelotero cubano americano se convirtió en el héroe de los Yanquis de Nueva York al pegar dos jonrones que salvaron y le dieron el triunfo ante los Orioles de Baltimore.

Nueva York.- El veterano pelotero cubano americano Raúl Ibáñez, de 40 años, que se convirtió en el héroe de los Yanquis de Nueva York al pegar dos jonrones que salvaron y le dieron el triunfo por 3-2 ante los Orioles de Baltimore en el tercer partido de la serie de división de la Liga Americana, dijo que cuando se gana siempre lo hace el equipo.

"Es una gran experiencia, pero el triunfo es de todo el equipo", declaró Ibáñez, que salió como bateador emergente por el designado Alex Rodríguez, primera vez que fue sustituido en un partido de la fase final. "El equipo se mantuvo luchando y al final logramos unidos la victoria".

Ibáñez dijo sentirse "bendecido" por tener la oportunidad de salir al diamante y ayudar a conseguir el triunfo que necesitaban.

"Todo lo hacemos unidos y trabajando juntos y por eso llegan las victorias", subrayó Ibáñez.

El manejador de los Yanquis, Joe Girardi, confió plenamente en Ibáñez y tomo el riesgo de sacar a Rodríguez para que fuese su gran héroe y salvador.

"Estoy convencido que hubiesen hecho todo tipo de preguntas si la decisión que tome no hubiera resultado", comentó Girardi al concluir el partido. "Me alegro por Raúl (Ibáñez) porque es un gran profesional y una excelente persona".

Rodríguez, que tiene 647 jonrones y lucha por darle alcance al "rey" de todos los tiempos, Barry Bonds (762), sigue sin estar inspirado con el bate en la fase final y sólo ha pegado un imparable en 12 turnos sin que haya impulsado ninguna carrera y se ha ponchado siete veces en la serie contra los Orioles.

Los aficionados le habían pedido a Girardi que sacase a Rodríguez del tercer lugar del orden de bateo, pero se había resistido hasta que tomo la decisión que le salvó y puso a los Yanquis a un triunfo estar en la lucha por el banderín de la Liga Americana.

Por su parte, Ibáñez se convirtió en el undécimo jugador diferente de los Yanquis que pega el jonrón ganador en la fase final un jonrón en su primer turno al bate en la competición de la fase final.

Los Yanquis ganaron por duodécima vez un partido de la base final con un jonrón y fue el primero desde la temporada del 2009.

Mientras que los Orioles habían ganado 16 partidos consecutivos de extra innings y tenían 76-0 cuando lideraban el marcador después del séptimo episodio antes de enfrentarse a los Yanquis en su primera llegada a la fase final desde la temporada de 1997.