Jorge Padilla: primer bate de poder

12/13/2012 |
El veterano jugador ganó el año pasado el campeonato de bateo de la Liga. (lino.prieto@gfrmedia.com)  
Los Criollos han tenido buenos resultados desde que Padilla lidera la alineación cagüeña.

¿Alguna vez imaginó que vería al jardinero Jorge Padilla ocupar el primer puesto de cualquier alineación en la liga invernal?

Quizás “NO”, ya que es costumbre verlo batear el tercer y cuarto puesto de cualquier alineación y mucho menos luego de ganar el año pasado el título de bateo de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente con un promedio de .391 y ser conocido por el poder en su bateo.

Pues, lo que comenzó como una broma entre la gerencia cagüeña y su dirigente, Pedro López, se volvió una realidad que ha rendido muchos dividendos dentro de su ofensiva.

“Un día Alex (Cora, gerente general de Caguas) me preguntó que a quién iba a ser nuestro primer bate y yo bromeando le dije el nombre de Padilla. Entonces, me dijo que no era mala idea. Lo pusimos en práctica y nos ha dado resultado”, recordó López.

La verdad es que Padilla ha respondido de excelente manera a ese voto de confianza.

En 23 partidos, el bateador derecho ha acumulado promedio de .329, ocupa el quinto puesto entre los líderes de bateo y ha anotado en 20 de las 27 veces que ha llegado limpiamente a base.

“Siento que tengo otro tipo de juego al de empujar carreras como tercer y cuarto bate. Me llegó esta encomienda (de ser primer bate). Yo sé que llego a base como sea y si esa es una de las maneras que yo puedo ayudar al equipo a ganar juegos, pues lo haré”, sostuvo Padilla.

Es la primera ocasión que ocupa ese puesto en la Isla, pero no en su carrera, pues en el 2009 se desempeñó en el mismo puesto en la filial Triple A de los Nacionales de Washington.

“En los Estados Unidos en Triple A fui primer bate y sinceramente tuve una buena actuación. Ese fue el año en que llegué a Grandes Ligas debido a la manera en que lograba embasarme. Aquí en Puerto Rico para mi mentalmente no es lo mismo porque tenía otro tipo de rol”, aseguró Padilla, quien en ese momento en las Menores logró llegar 150 veces a base en 95 partidos.

El veterano jugador, de 33 años, confesó que todavía está ajustándose al cambio.

“Llegar a base que es lo primordial. Ese es el ajuste principal. Tratar de ver más pitcheo. Ayudar a mis compañeros detrás de mí. Y dar los reportes de cómo está tirando y eso”, dijo Padilla.

“Te puedo decir que ha sido un poco difícil. Estuve saltando en diversos equipos este año y lo que cogí en verano fue ciento y pico de turnos. En realidad, llego aquí y todavía estoy ajustándome. Tratando de caer en tiempo y a la misma vez tratando de ver cómo ayudo al equipo llegando a base”, concluyó.