Los jugadores de Aguadilla se negaron a salir al terreno hace dos semanas en Mayagüez, cuando Roldán no realizó el pago de su salario y sus dietas para los primeros 15 días de noviembre. (Archivo)  
Le pagan a los peloteros de Aguadilla, pero los ‘coaches’ aún no han cobrado.

La Liga de Béisbol Profesional  Roberto Clemente (LBPRC)  ha tenido que desembolsar 60,000 dólares  en calidad de préstamo  para que los Tiburones de Aguadilla continúen activos en su torneo. 

 El presidente del organismo, Héctor Rivera Cruz, reveló  la cantidad prestada  al operador de la novena, Israel Roldán, después que la liga invernal viviera un segundo capítulo de incumplimiento  de pago de parte de la novena aguadillana a su personal gerencial.

“La liga pagó ayer (el miércoles) a los jugadores porque es parte del compromiso que se tiene en el convenio con los jugadores,  y que establece que debemos hacernos cargo de la nómina en caso que uno de los operadores falle en realizarlo”, señaló Rivera Cruz a Primera Hora.

Rivera Cruz reveló que el monto pagado ayer a los jugadores  asciende aproximadamente a $50,000, y que esa cantidad se suma a los $10,000 que la liga aportó para que  Roldán realizara el pago a los jugadores, correspondiente a la primera quincena de noviembre, hace dos semanas.

Los jugadores de Aguadilla se negaron a salir al terreno hace dos semanas en Mayagüez, cuando Roldán no realizó el pago de su salario y sus dietas para los primeros 15 días de noviembre. 

 Ayer en la mañana, tres fuentes  le confirmaron a Primera Hora que Roldán no había emitido el pago  de la segunda quincena de noviembre a los coaches, preparadores físicos, encargados de propiedad y el resto del personal que trabaja para el equipo en el estadio Luis  A.  Canena Márquez. Además, aseguraron que los cheques que le fueron entregados el viernes de la semana pasada   rebotaron ante la falta de fondos en la cuenta bancaria.

“El acuerdo que se llegó en la reunión del 18 de noviembre  fue que la liga aseguraría el pago a los jugadores hasta el final de la temporada y que los gerenciales –entiéndase coaches, preparadores físicos, encargados de propiedad, transmisión radial y   (el) resto del personal administrativo– le correspondía al equipo. Nosotros solo garantizaríamos el pago a los jugadores, que son nuestra mano de obra”, explicó Rivera Cruz.

Según las fuentes, la cantidad de  empleados que no han cobrado por sus servicios en noviembre asciende aproximadamente a 20 personas.  Todos los afectados esperan  que su pago sea efectuado hoy,  cuando los Tiburones reciben a los Criollos de Caguas en el estadio Luis A. “Canena” Márquez.   

 

 

Regresa a la portada