Lanzador Pedro Martínez admite que está casi en el retiro

12/15/2010 | 12:04 p.m.
Martínez ganó en 1997 su primer premio Cy Yong jugando para los Expos de Montreal. Este no dijo si ha tenido algunas ofertas de equipos de las Grandes Ligas. (Archivo)  
Martínez dijo que lo más probable es que no vuelva al béisbol activo y se quede en su casa.

Santo Domingo. El veterano lanzador dominicano Pedro Martínez, ganador de tres premios Cy Young, cree que es, casi seguro, que no regresará al béisbol de las Grandes Ligas.

Martínez dijo que "lo más probable es que no vuelva al béisbol activo. No vuelva y me quede en casa, compartiendo a tiempo completo con mi familia".

Sin embargo, no quiso precisar si su retiro (definitivo) del béisbol lo hará oficial ante la prensa deportiva local.

"La realidad en mi caso es que es difícil que intente volver, ahora soy un hombre nuevo, sin estrés, sano y sobre todo con tiempo para mi familia y amigos”, argumentó el lanzador dominicano en una entrevista que concedió al periódico "El día".

Según Martínez, su condición física es "bastante buena". Dijo  que su salud está como nunca, "pero sinceramente no sé si anuncie definitivamente mi retiro del béisbol. Es muy probable que no vuelva a las Grandes Ligas".

Expresó que se siente lleno de paz, tranquilidad "y soy un hombre que estoy entregado por completo a mi familia".

Martínez, quien en 1997 ganó su primer premio Cy Yong jugando para los Expos de Montreal, no dijo si ha tenido algunas ofertas de equipos de las Grandes Ligas.

El experimentado lanzador, que también ganó dos Cy Young (1999 y 2001) con los Medias Rojas de Boston en la Liga Americana, no jugó en la pasada campaña y en la temporada de 2009 y trabajó poco más de tres meses con los Filis de Filadelfia y tuvo marca de 5-1 y efectividad de 3,05.

Se había dicho que Filadelfia lo firmaría de nuevo para que se uniformara con ese club en la temporada pasada, pero el lanzador y la gerencia del equipo no llegaron a ningún acuerdo.

"Después de encontrarme inactivo en el béisbol, me he dado cuenta que soy una persona normal...y esto significa estar lejos de la rigurosidad de los entrenamientos físicos, el estrés de los viajes, las faenas en el terreno de juego, pero sobre todas las cosas, tener tiempo para compartir con mi familia y amigos, como lo he hecho en todo este tiempo", acotó Martínez.

Reveló, asimismo, que "esta larga pausa me ha servido para recuperar el terreno perdido en lo que se refiere a compartir con mi esposa (Carolina Cruz) y toda mi  familia en sentido general".

"Ustedes saben que el béisbol le quita mucho tiempo a uno, porque la temporada dura seis meses y hay que entrenar prácticamente todo el año. Ahora me sobra el tiempo y me siento feliz", puntualizó el lanzador, de quien los analistas deportivos dicen que "es un seguro miembro" del Salón de la Fama de las Grandes Ligas.

Martínez dijo que en su tiempo libre trata de ayudar a su comunidad, (Manoguayabo, un poblado localizado en las afueras de Santo Domingo).

"Lo hago a través de mi fundación y un proyecto con la juventud. Es parte  de lo que Dios me ha dado", precisó.

Martínez, el pasado octubre, había hablado de la posibilidad de jugar en el presente torneo del béisbol invernal dominicano e incluso dijo que no descartaba que lanzara por lo menos cinco o seis partidos con los Tigres del Licey.

Precisamente hace dos semanas la gerencia del Licey despidió a su hermano, el ex lanzador de Grandes Ligas, Ramón Martínez, quien se desempeñaba como coach de pitcheo del club azul.

Sobre la cancelación de su hermano, Martínez indicó que "eso no se justifica porque el Licey no está en el sótano por Ramón...hay otros asuntos que tienen a ese equipo fuera del lugar que se merece".