Leones de Ponce libran la ‘coca’

11/20/2009 |
 

Caguas. Despiertan los Leones.

Luego de comenzar la temporada con tres derrotas seguidas, Ponce obtuvo su primera victoria de la temporada a cuenta de los Criollos de Caguas con marcador de 8-2 en el partido celebrado anoche en el estadio Yldefonso Sola Morales ante un escasa concurrencia de unas 350 personas.

Andrew Baldwin, Josh Dew y Eduardo Morlan se habían combinado para mantener en silencio a la ofensiva de los Leones durante las primeras siete entradas, a la vez que los Criollos montaban una delantera de 2-1.

Sin embargo, en la parte alta del octavo episodio, el derecho Saúl “Monaguillo” Rivera concedió tres imparables consecutivos para llenar las bases de felinos antes que el inicialista Raúl González conectara un hit al central para llevar a Andy González al plato y, de esa forma, igualar el pizarrón a dos carreras por bando.

Eso obligó al dirigente criollo Carmelo Martínez a remover a Rivera y, enseguida José de la Torre, entró para sustituirlo. No obstante, Prentice Redman trabajó a De la Torre hasta ganarse un boleto gratis para remolcar la carrera que le dio la ventaja a Ponce (3-2) además de mantener las almohadillas congestionadas de corredores.

Fue entonces cuando Gaby Martínez conectó un doble al predio derecho para llevar al plato a todos sus compañeros para abrir el marcador 6-2.

No conformes con eso, Reggie Abercrombie imitó a Martínez con otro doblete para remolcar la séptima carrera de los Leones. Momentos después, pisó el pentágono luego que Miguel Abreu conectó un largo elevado al central que no pudo ser atrapado y llegó a la valla para un triple impulsador.

De esta manera, los Leones tomaron control del desafío, 8-2.

Eduardo Pérez, dirigente de Ponce, le encomendó a Casey Fien de silenciar a los Criollos que a penas conectaron seis imparables en el partido.

Monaguillo Rivera (2-1) cargó con la derrota, mientras que Todd Moser fue el ganador por los Leones que ahora lucen marca de 1-3. Caguas (2-4), por su parte, cayó por segunda vez seguida y tres de sus cuatro reveses han sido como locales.