La serie se reanuda este viernes. (Archivo)  
La novena mayagüezana está próxima a conocer a qué equipo se medirá en la final del béisbol Doble A.

La gran final del béisbol Doble A ya tiene uno de los dos protagonistas.

Los Sultanes de Mayagüez barrieron en cuatro partidos a los Toritos de Cayey en su serie semifinal y aseguraron su presencia en el baile de coronación.


La novena mayagüezana esperará ahora por el ganador entre los Titanes de Florida y los Cariduros de Fajardo para conocer quién será su rival en la final.

El pitcheo de los Sultanes silenció por completo a unos Toritos que venían de eliminar a los campeones nacionales, Bravos de Cidra y el bateo oportuno hizo su parte para que los representantes del Oeste se colocaran a un paso de conquistar su tercer campeonato y el primero desde 1949, cuando todavía eran conocidos como el equipo de Las Mesas.

“Esta serie la ganamos en cuatro juegos consecutivos, pero no le quita el talento de Cayey. Es un equipo muy completo que siempre estuvo en pelea, pero así es el béisbol. A veces les salen las cosas y a veces no”, sostuvo el dirigente de los mayagüezanos, Stephen Morales, quien reconoció que la ausencia del estelar lanzador de los Toritos, Fernando Cabrera en el segundo desafío de la serie, afectó a los cayeyanos.

Con la ventaja en la serie, 2-0, Cayey le dio la vuelta al partido del viernes con un cuadrangular de Gaby Martínez frente a Cabrera que encaminó a su novena a la victoria y el domingo, volvieron a darle vuelta al marcador al anotar en seis ocasiones en la sexta entrada para asegurar su boleto finalista.

 Joshua López fue el héroe ofensivo del cuarto partido en Cayey al remolcar cuatro anotaciones.

El relevista Wilfredo Torres cargó con el triunfo luego de lanzar tres entradas en las que apenas permitió dos inatrapables sin consecuencias.

“La ofensiva de nosotros también fluyó bien y pudimos capitalizar. Eso es bien importante, un equipo que quiera pelear por un cetro tiene que venir de atrás y no dejar muchos corredores en base”, subrayó Morales. 

Regresa a la portada