Luis Atilano supera los tropiezos

11/03/2012 |
El derecho fue suspendido este año por 50 juegos por violar la política de drogas antisociales de MLB.  
El derecho fue suspendido este año por 50 juegos por violar la política de drogas antisociales de MLB.

Caguas. El abridor Luis Atilano se apresta a escribir un nuevo capítulo en su carrera cuando inicie el próximo jueves para los Criollos de Caguas en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente.

El paso de Atilano por el béisbol ha sido como una montaña rusa de emociones luego de ser seleccionado por los Bravos de Atlanta en la primera ronda del Sorteo de Novatos del 2003.

Primero, fue operado de una rodilla y el 2006 fue sometido a la operación Tommy John en el codo que lo mantuvo alejado por una temporada y media.

Tras su recuperación, hizo su debut en las Mayores con los Nacionales de Washington el 23 de abril del 2010. Pero, tres meses más tarde, fue colocado en la lista de lesionados luego que se le detectaran una astilla en el codo del brazo de lanzar.

“Fue difícil. No es algo común ni normal todo lo que me ha pasado”, dijo Atilano al recordar todo lo que ha vivido en nueve años de carrera.

Después de la nueva lesión, Atilano volvió a trabajar fuerte y cuando pensaba que volvería a las Mayores luego que se le negara el permiso para jugar en el béisbol invernal, en la temporada 2010- 2011, recibió una mala noticia. Los Nacionales lo habían sacado del róster de 40 peloteros para el inicio de los entrenamientos primaverales.

Este año, tras firmar un contrato de Liga Menor con Cincinnati, sufrió un esgarre en el pecho y, posteriormente, fue suspendido por 50 juegos por violar la política de drogas antisociales.

“Lo veo como un proceso que tuve que pasar. No todo el mundo le pasa, pero es lo que me ha tocado vivir. Hasta ahora me he levantado de todos los tropiezos y esta no va a ser la excepción”, sostuvo Atilano sin querer abundar qué lo llevó a violentar la política por segunda vez.

Como en todo proceso fuerte, el apoyo de su familia y de sus compañeros de equipo ha sido fundamental durante los pasados meses.

“Mi familia siempre me ha apoyado en las buenas y las malas. El equipo también me ha mostrado confianza en todo momento. Me han dicho que cuentan conmigo. Tengo que darles las gracias a ellos por estar ahí en todo momento”, sostuvo Atilano .

Ahora, con la mente puesta en superar otro obstáculo, sólo piensa en ayudar a los Criollos a ganar nuevamente el campeonato.

“Vengo fuerte y motivado a hacer las cosas lo mejor posible. No pensando en las cosas negativas que sucedieron sino en lo positivo y lo que puedo hacer sobre el terreno de juego. Estoy preparado y dispuesto a ayudar al equipo en lo que sea”, aseguró con una sonrisa.