Memorable el debut de Burgos

Por Elket Rodríguez Birriel / elket.rodriguez@gfrmedia.com 04/22/2013 |
Hiram Burgos inicia un tiro hacia la primera base para intentar poner fuera a Luis Valbuena, de los Cachorros, quien venció el tiro del boricua.  (AFP)  
El más reciente boricua en llegar a las Mayores lanzó como todo un veterano el sábado en la noche.

Desde que el actual as de la rotación de los Cerveceros de Milwaukee, Yovani Gallardo, consiguió ganar en 2007 su primer juego en Grandes Ligas, ningún otro prospecto iniciador del equipo había repetido tal hazaña. Todo cambió el pasado sábado cuando Hiram Burgos Irizarry subió a la loma y entró en la ecuación cervecera.

Y es que el derecho permitió tan solo cinco imparables y una carrera en cinco episodios en su juego de debut ligamayorista para conseguir el sexto triunfo en línea de su novena ante los Cachorros de Chicago. En el proceso, Burgos Irizarry mostró señas del potencial que tiene para lanzar en el más alto nivel del béisbol profesional.

Burgos Irizarry –quien admitió que sentía presión antes de iniciar el partido– no sucumbió ante ella cuando enfrentó los bates de Chicago.

“Desde que me dieron la noticia de que iba a lanzar, había presión, porque el equipo había ganado cinco juegos consecutivos. Antes del juego, estaba ansioso, pero una vez tiré el primer pitcheo todo eso se fue”, relató el cayeyano a Primera Hora. Luego, reconoció que “es un honor” que se le compare con Gallardo por haber ganado su partido inicial.

El serpentinero de 25 años –que creció queriendo emular a su ídolo Greg Maddux por su gran control y sagacidad en la lomita– se mostró abrumado por la experiencia.

“Ha sido una bendición. Es un sueño hecho realidad. Es algo que no tengo palabras para explicarlo”, expresó el lanzador del año en el 2012 de las Ligas Menores de los Cerveceros que reconoció que su “control” y su “cambio de velocidad” son las mejores armas en su arsenal.

Hasta ayer, el dirigente del conjunto Ron Roenicke no había decidido si el lanzador iba a iniciar el partido del próximo viernes contra los Dodgers de Los Ángeles, pero Burgos Irizarry se sentía confiado en sus habilidades.

“No me han dicho si voy a pitchear contra Los Ángeles. Yo lo que quiero demostrar es que puedo pitchear a este nivel” declaró.

Además, el joven abridor quiso agradecer “al pueblo de Puerto Rico por el apoyo incondicional” que ha recibido desde que lanzó en el Clásico Mundial de Béisbol.

Tags

CervecerosbéisbolMilwaukee