No hay que bajar cabeza, según Pedro López

02/07/2013 |09:42 a.m.
La representación de la liga invernal boricua deja la Serie del Caribe ocupando la tercera posición con récord de 2-4.
Pedro López, dirigente de los Criollos. (teresa.canino@gfrmedia.com)  

México.-  El dirigente  Pedro López aseguró que los integrantes de los Criollos de Puerto Rico no tienen por qué bajar la cabeza luego  de ser  blanqueados, 10 – 0,  por los Yaquis de México y quedar eliminados de la contienda por el campeonato de la Serie del Caribe.

De paso, se alargó a 13 años la espera de la Isla por la obtención del cetro que no disfrutan desde el 2000 cuando los Cangrejeros la ganaron en  República Dominicana. 

“Les dije a los muchachos  después del juego que no quería que estuvieran con la cabeza baja porque enseñaron mucho carácter. No podemos hablar qué hicimos o qué no hicimos.  El lanzador Luis Mendoza hizo una gran labor y el crédito es de él”, dijo Pedro López, dirigente de los Criollos.

En efecto, Mendoza fue amo y señor de la noche y llevó el  juego que sin hits hasta la  octava entrada cuando Danny Ortiz y Jesús “Motorita” Feliciano conectaron los primeros dos imparables de la novena.

“Fue difícil, pero de la forma en que  estaba pitcheando Mendoza era bien difícil tener chance. Andy (González) me preguntaba qué era lo que le estaba tirando porque no podía hacer los ajustes. Hoy (en horas de la madrugada), fue un día en el que hay que quitarse la gorra ante el lanzador y decirle usted y tenga. Todos los lanzamientos fueron por strikes y  atacó la zona como lo tenía que hacer. Muchas veces los muchachos estaban sentados en el slider y le tiraba el Split finger. Era la noche de Mendoza”, sentenció López.

Mendoza salió luego de lanzar siete y un tercio de entradas en las que ponchó a nueve bateadores.

Los Criollos comenzaron mal su camino en la Serie del Caribe al cargar con  la derrota en sus primeras tres salidas.  Sin embargo, dos victorias al hilo ante República Dominicana y Venezuela  los pusieron en pelea para optar por el segundo boleto clasificatorio a la final de la Serie del Caribe.

“Me quito la gorra ante mi equipo. Luego de estar 0-3, los muchachos nunca se quitaron. Desde el primer día, antes de llegar aquí siempre dije que este era un equipo con mucho carácter y lo demostraron”, aseguró Pedro López, dirigente de los Criollos.

“Nosotros salimos a la primera práctica en Puerto Rico con el mensaje de que éste año  íbamos a dar una sorpresa. Incluso mucha gente pensó que lo que pasó ayer (el martes) no iba a suceder.  Cuando llegamos al estadio tenía el presentimiento de que lo íbamos a  gana, pero  no contábamos con el desempeño de Mendoza. No me retracto, pero después de los nueve innings me di cuenta que estaba equivocado”,  sostuvo López.   

La representación de la liga invernal boricua deja la  Serie del Caribe  ocupando la  tercera posición con récord de 2-4.

“Luchamos, batallamos. Lamentablemente el bateo oportuno no se vio en los primeros tres juegos. En los siguientes dos bateamos muy bien. Creo que tuvimos la oportunidad de ganar los partidos en que fuimos derrotados, pero no se dio así. Un buen pitcheo para una buena ofensiva y el equipo de nosotros ha sido ofensivo toda la temporada y lamentablemente chocamos con buenos lanzadores”, aseguró López.