Pedro Valdés se retira de la LBPRC - VÍDEO

01/16/2013 |
Los ex jugadores de Grandes Ligas Carlos Delgado (izquierda) y Alex Cora (centro) se unieron al homenaje a Pedro Valdés (derecha) en su último partido en Carolina. (carlos.giusti@gfrmedia.com)  
El veterano primera base y bateador designado de los Gigantes jugó ayer su último partido en su casa, el estadio Roberto Clemente Walker

La estrofa “Mami, el negro está rabioso, quiere pelear conmigo, ve y dícelo a mi papa” de la popular canción El africano, de Wilfrido Vargas, ya no se escuchará por el sistema de sonido del estadio Roberto Clemente Walker de Carolina. Tampoco se escuchará el coro de los fanáticos más fieles: “Batea, Pedro, batea”.

Ya es oficial. El primera base y bateador designado de los Gigantes, Pedro Valdés, tuvo anoche su ceremonia de retiro del béisbol antes del partido contra los Criollos de Caguas.

Durante la actividad, Edwin Rodríguez, dirigente de Puerto Rico en el Clásico Mundial de Béisbol, reveló que le tiene un espacio en el róster que será entregado a las Grandes Ligas para la competencia. Valdés no participó en las primeras ediciones en el 2006 y 2009.

“Se siente raro. El simple hecho de que ya no me vaya a preparar en cierta fecha para ponerme en forma y venir a jugar a Puerto Rico o que no me iré a jugar fuera me hace sentir extraño”, confesó Valdés antes de la ceremonia, en la que estuvieron presentes los ex grandesligas Alex Cora y Carlos Delgado.


Valdés se convirtió en uno de los jugadores más queridos por la fiel fanaticada carolinense luego de hacer más de la mitad de su carrera en el béisbol invernal con el equipo.

De acuerdo con la información recopilada por el anotador oficial de la novena, Ricardo Valero, en 14 temporadas terminó con un promedio de .275 con 506 inatrapables, 46 cuadrangulares y 288 carreras remolcadas en 559 juegos jugados.

“Les agradezco a todos esos fanáticos que noche a noche corean que batee. Ellos han sido fieles y me han acompañado en mi carrera, a los juegos locales y visitantes. Ellos son una de las razones por las que daba el 100% en el juego. Ese apoyo resalta y compensa todos los abucheos y críticas que uno recibe”, aseguró Valdés, quien recibió de la manos del alcalde de Carolina, José Aponte Dalmau, un cuadro que contenía su foto y una placa.

“Me llevo muy buenos recuerdos. Me voy con la satisfacción de haber dado el máximo. Tengo muchas experiencias positivas que opacan las experiencias negativas. A los fanáticos, a mis compañeros, solo le puedo dar las gracias”, prosiguió Valdés luego de terminar su última práctica invernal en Carolina.