Puerto Rico con las manos llenas

Por Esteban Pagán Rivera / epagan@primerahora.com 03/12/2013 |
Carlos Delgado (Primera Hora)  
Carlos Delgado pasó revista de lo que podría esperar Puerto Rico frente a Gio González.

Miami. El instructor de bateo de Puerto Rico, Carlos Delgado, fue el último en salir al terreno del Marlins Park para formar parte de la práctica boricua.

Sus manos estaban llenas de trabajo. Como es costumbre, preparaba los reportes para los bateadores sobre el lanzador abridor que enfrentarán al otro día. En este caso, el trabajo fue más minucioso, pues se trata de uno de los mejores pitchers del béisbol, Gio González, quien tomará la lomita por Estados Unidos esta noche contra Puerto Rico en la apertura del Grupo 2 en el Clásico Mundial de Béisbol a partir de las 8:00 de la noche.

“(González) tiene un buen brazo, tiene buena curva y tira su cambio. Si el tipo viene tirando strikes, es de los mejores lanzadores de la liga. Es buen pitcher. Tenemos que trabajarlo, estar listos para batear, pero estar seguros de que tire strike, ser agresivos en nuestra zona”, expresó Delgado en medio de la práctica de ayer en el Marlins Park.

Esta vez, contrario a lanzadores desconocidos de otros equipos como España, la información de González abunda en la Internet, por lo que Delgado y el cuerpo técnico pueden detallar, al dedillo, la estrategia que utilizarán los bateadores puertorriqueños.

“La idea es hablar con los muchachos, entender cómo ha lanzado en diferentes situaciones, tratar de sacar un scouting report bastante universal para cada individuo y tratar de ejecutar el plan. Se hace todos los días, en todos los parques, ahora me corresponde a mí”, dijo con una sonrisa el ex toletero de Grandes Ligas.

Por lo demás, Delgado confía en que la experiencia adquirida en la primera ronda contra lanzadores probados como Carlos Zambrano y Wandy Rodríguez haya sido de beneficio para Puerto Rico, ya que en González se encontrarán un lanzador que acumuló marca de 21-8 el año pasado con los Nacionales de Washington.

En los tres partidos de primera ronda, Puerto Rico acumuló un promedio colectivo de .239, número 11 de los 16 equipos participantes en el Clásico.

“Para ser los mejores, hay que ganarles a los mejores, eso no es ningún secreto. Pero es bueno que los muchachos hayan tenido buenos turnos, nos da confianza. Obviamente, ahora, mientras más se alarga el torneo, te enfrentas a mejores lanzadores, eso es ley de vida. Lo importante es mantenernos donde somos más eficientes y ahí seguir ajustando”, culminó Delgado.

 
La novena boricua se siente con muchos deseos de representar a su país

La novena boricua se siente con muchos deseos de representar a su país