¡Que se desate la batalla entre Criollos y los Indios!

01/18/2013 |
Los dos combatientes están definidos y solo falta que los Criollos de Caguas y los Indios de Mayagüez se encuentren en los campos de batalla. (gjavier@primerahora.com)  
Los Indios y los Criollos se disputarán por segundo año consecutivo el campeonato de la Liga de Béisbol Profesional.

La guerra ha sido declarada.

Los dos combatientes están definidos y solo falta que los Criollos de Caguas y los Indios de Mayagüez se encuentren en los campos de batalla.

En el aire se respira un ambiente de revancha, y no es para menos.

Las novenas se enfrascan a partir de esta noche en lo que será la undécima serie final que disputan entre ellas en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente. Los Criollos dominan los resultados con 6-4, sin embargo, la tribu ha sido el verdugo de Caguas en los pasados años al ganar dos de las últimas tres series finales.

Pero, como dice el refrán, “agua pasada no mueve molino” y los Criollos vienen dispuestos a todo con tal de llevar el decimosexto campeonato al Valle del Turabo.

“Todos ven algo de revancha en la serie, pero para nosotros no lo es. Nuestro enfoque es estar preparados lo mejor posible para enfrentar a los Indios, que son un equipo con mucha trayectoria y nos han jugado muy bien en los pasados años. El equipo lo hemos confeccionado lo mejor posible con el fin de regresar el cetro a Caguas”, manifestó Pedro López, dirigente de los Criollos, haciendo alusión a la historia de los Indios, que con 17 cetros es el equipo con la mayor cantidad de campeonatos en la liga.

Ambos equipos desde el principio de temporada apostaron a que llegarían a la serie de campeonato y cumplieron. Los Criollos mostraron su poderío desde el comienzo, mientras que los Indios tuvieron sus altibajos, pero dejaron claro que serían uno de los equipos a combatir.

La serie particular en la temporada regular fue ampliamente dominada por los Criollos (7-1), pero durante el round robin la historia fue distinta. Las novenas dividieron honores, 2-2.

“Los tres juegos que perdimos ante Mayagüez fueron partidos en los que tuvimos uno o dos innings malos. En el último, el lanzador abridor de ellos, combinado con el bullpen, hicieron el trabajo y nos maniataron”, sostuvo López sobre esos partidos.

“Esa fue la razón por la que decidimos reforzar más nuestro bullpen con Ricardo Gómez. Lo que buscamos es acortar entradas, pedirles a nuestros abridores que nos lancen cinco o seis buenas entradas y que el bullpen se haga cargo del resto”, continuó López.

El gerente general de los Indios, Ramón “Wito” Conde, aseguró que los Indios volverán a escribir una historia muy distinta en la serie final.

“En la serie regular, ellos (Criollos) nos ganaron y en el round robin empatamos con ellos, pero ahora será diferente. Ahora ganaremos y obtendremos nuevamente el campeonato. Caguas es un equipo muy aguerrido, pero en los últimos años nosotros hemos demostrado ser más”, sentenció Conde.

“Este año cerramos la serie regular e iniciamos la postemporada muy fuerte, igual que el año pasado, por lo que no creo que tengamos grandes problemas. El equipo de Caguas es uno poderoso ofensivamente hablando, pero creo que tenemos el personal para acallar esos bates tal y como sucedió el año pasado”, prosiguió Conde.

Por lo pronto, los Indios tomarán esta serie final con calma, pensando en el hoy no en el mañana.

“De todos modos, no nos vamos a confiar y cogeremos la serie como siempre lo hemos hecho: juego a juego. No podemos pensar en el mañana cuando aún no se ha decidido el hoy”, dijo Conde.

En cambio, los Criollos buscarán jugar coqueteando con la perfección.

“Tenemos que ejecutar correctamente, nuestra defensa debe lucir impecable y la ofensiva fluir. No podemos darle oportunidades. Hay que hacer las cosas bien para salir airosos”, dijo López.

Los Indios enviarán a la loma al derecho Giancarlo Alvarado, quien tuvo efectividad de 3.09 y récord de 1-0 en el round robin.

Mientras tanto, los Criollos designaron para el primer desafío al derecho Michael Nix, quien lució récord de 1-1 y efectividad de 1.20 en la postemporada.