Reciben en La Fortaleza a jugadores del equipo nacional de béisbol-VÍDEO

Por Sara Del Valle Hernández 03/22/2013 | 09:17 p.m.
Antes del compartir con el público, los peloteros y parte del cuerpo técnico arribó a La Fortaleza para compartir con el gobernador. (andre.kang@gfrmedia.com)  
No fueron miles, pero con su algarabía parecía que medio país se había tirado a las calles del Viejo San Juan para compartir con los miembros del equipo de béisbol.

No fueron miles, pero con su algarabía parecía que medio país se había tirado a las calles del Viejo San Juan para compartir con los miembros del equipo de béisbol que nos representó en el Clásico Mundial de Béisbol y que ayer fueron recibidos en La Fortaleza por el gobernador Alejandro García Padilla y varios jefes de agencia.

La alegría era evidente en los rostros de los cientos de fanáticos que llegaron hasta el Viejo San Juan para vitorear a sus ‘héroes’ en la marcha que salió desde la Mansión Ejecutiva hasta la Plaza de Armas. Cuando el grupo de peloteros, compuesto por el dirigente Edwin Rodríguez, el jardinero Jesús "Motorita" Feliciano, el campocorto Luis "Wicho" Figueroa, el jardinero Eddie Rosario, los lanzadores José Orlando Berríos y Giancarlo Alvarado, el primera base Carlos Rivera y los progenitores del lanzador Hiram Burgos Irizarry, Hiram Burgos e Ivette Irizarry (que representaron al jugador que tuvo que regresar a los campos de entrenamiento de los Cerveceros de Milwaukee), comenzó a desfilar seguido de una batucada, los gritos de júbilo y las fotos no se hicieron esperar. Esa algarabía subió de nivel cuando fueron recibidos por la alcadesa de la ciudad capital, Carmern Yulín Cruz en la esquina de la calle San José con La Fortaleza, y no hizo más que crecer cuando los miembros de la novena saludaron al público desde el balcón de la Casa Alcaldía.

 “Estoy súper agradecido por el apoyo del pueblo. No me había percatado de lo que había pasado hasta el día de hoy (ayer)”, expresó con una expresión de incredulidad Alvarado. “No pensé que era tan grande el apoyo. Estoy sumamente sorprendido”, añadió el jugador que hoy se reporta a los campos de entrenamiento de los Rockies de Colorado con quienes firmó un contrato de liga menor.

"Wicho" Figueroa, una de las sensaciones de la recién finalizada serie, tampoco daba crédito a sus ojos y oídos. “No teníamos ni idea, sí sabíamos que la gente estaba viendo los juegos no teníamos idea de que la gente estaba tan metida en los juegos y que habíamos movido tanto a Puerto Rico. La gente se motive tanto, que para mí este es uno de los mejores recibimiento que he visto”, comentó.

“Quiero agradecerle a toda la gente que nos ha recibido hoy (ayer). Esto es algo bien bonito, sacar a las personas a la calle por algo bueno gracias a que tuvimos una tremenda actuación en el Clásico Mundial”, añadió el jugador de los Tarzanes de Mayagüez en el béisbol Doble A.

El dirigente nacional tampoco se quedó atrás, y señaló que sentía bien emocionado con este recibimiento. “Estoy bien entusiasmado y bien emocionado porque los muchachos trabajaron duro y dieron su máximo potencial no sólo porque querían ganar juegos, sino porque sabían lo que significaba para el pueblo el que Puerto Rico tuviera una buena actuación. La entrega fue total y el compromiso también fue total”.


Agasajo en La Fortaleza

Antes del compartir con el público, los peloteros y parte del cuerpo técnico arribó a La Fortaleza para compartir con el gobernador. Aunque estaba pautado para que comenzara a las 5:00 de la tarde, no fue hasta cerca de 45 minutos después que comenzaron a llegar los homenajeados en distintos autos. El primero en hacer su entrada por uno de los portones laterales fue "Motorita" Feliciano. El jugador de 33 años fue recibido por el secretario de Estado, David Bernier; el secretario de Recreación y Deportes, Ramón Orta; la presidenta del Comité Olímpico de Puerto Rico (Copur), Sara Rosario; y el secretario de Recreación y Deportes de San Juan, Pedro Rojas.

Mientras se intercambiaban los saludos iniciales, el primer ejecutivo apareció vistiendo la camisa de la novena boricua. Inmediatamente, le señaló en tono jocoso al dirigente nacional que si nadie le había dicho que era día de fiesta y no tenía que venir en corbata. A García Padilla le acompañaba su esposa, Wilma Pastrana.

Un pueblo agradecido

Tras pasar al área adyacente al Jardín Hundido, donde se había preparado un agasajo para los homenajeados, el primer ejecutivo se dirigió oficialmente a los peloteros. “Le quiero agradecer al equipo en nombre de todo el pueblo de Puerto Rico lo que han hecho por Puerto Rico. De lo que se trata al fin y al cabo es de cobrar un poco de conciencia de que unieron un país. Un país dividido en contra de si mismo, es un país que no se puede sostener. Ustedes lograron unirlos, darles esperanza, renovar la fe en el corazón de los puertorriqueños”, les dijo García Padilla.

“A veces los puertorriqueños, como cualquier pueblo, al ver los problemas a los que se enfrentan, al ver las crisis, pierden la esperanza. Ven los pronósticos negativos de la economía o del crimen y pierden la esperanza, pero ustedes demostraron que ese no es el camino. El camino es batallar, es luchar, jugar duro y limpio”, agregó mientras los miembros del equipo lo miraban con seriedad.

Este mensaje de agradecimiento se repitió en las alocuciones de Orta y Bernier. Tras los discursos, García Padilla le entregó a los jugadores unos bates autografiados por él. Por su parte, los peloteros le obsequiaron pelotas autografiadas.

Puerto Rico se quedó con el subcampeonato del Clásico al perder 4-0 ante República Dominicana el martes.

 
Edwin Rodríguez habla de las ofertas a los peloteros luego del mundial

Edwin Rodríguez habla de las ofertas a los peloteros luego del mundial.