Resumen del viernes en las Grandes Ligas

04/27/2013 |09:04 a.m.
Aníbal Sánchez (AP/Paul Sancya)  
Sánchez impuso un récord del equipo en ponches en un juego de nueve episodios.

Aníbal Sánchez se aproximó al dugout con la multitud en el Comerica Park rugiendo su beneplácito.

Consciente de la cantidad de lanzamientos que había realizado, se dio cuenta que quizá había sido todo para él esta noche; ¡pero qué noche!

El venezolano ponchó a 17 bateadores en ocho maravillosas entradas para Detroit, confundiendo a los Bravos de Atlanta en una espectacular actuación el viernes para que los Tigres se llevaran un triunfo por 10-0.

"Es difícil lograr algo mejor que eso", dijo el manager Jim Leyland.

Sánchez impuso un récord del equipo en ponches en un juego de nueve episodios, y tuvo la posibilidad matemática de igualar el récord en Grandes Ligas de 20 ponchados cuando fue retirado después de ocho episodios y 121 lanzamientos a la goma.

Sánchez (3-1) se quitó la gorra cuando abandonaba el terreno después de la parte alta de la octava, recibiendo una fuerte ovación en el Comerica Park luego que ponchó a Dan Uggla, su último bateador.

Sánchez permitió cinco imparables y dio una base por bolas.

"Yo no pienso demasiado respecto a ponches y marcas y cosas como esas", dijo Sánchez. "Prefiero lograr algunos ceros", agregó.

Paul Maholm (3-2) permitió ocho carreras en tres episodios y dos tercios luego de permitir apenas tres hits en sus primeras cuatro aperturas.

Matt Tuiasosopo, de Detroit, sacó la pelota del parque e impulsó cinco carreras, el máximo en su carrera.

A Sánchez se le preguntó después del juego sobre su nuevo lugar en la historia de la franquicia. Los Tigres tienen una existencia de más de un siglo, y nadie había tenido un juego semejante a éste.

"Asombroso", dijo Sánchez. "Simplemente voy a seguir trabajando. Eso no va a terminar hoy".

Roger Clemens y Kerry Wood son los únicos lanzadores que han ponchado a 20 jugadores en un encuentro de nueve entradas. Desde al menos 1921, sólo Randy Johnson ha ponchado a más de 17 en ocho entradas o menos. Johnson, quien estaba entonces con Seattle, ponchó a 18 adversarios contra Texas en un juego de 1992, según la agencia de estadísticas deportivas STATS.

Lolich ponchó a 16 en dos ocasiones en menos de tres semanas en 1969.

En el Comerica no son extraños los juegos de muchos ponches: Max Scherzer ponchó a 15 bateadores por los Tigres el año pasado en un juego contra Pittsburgh. El récord en la carrera de Justin Verlander es de 14.

"Estuvimos bromeando después del juego en que Aníbal es el número uno, yo soy el dos y Ver es sólo promedio", dijo Scherzer

En Washington, Jordan Zimmermann lució dominante en su segundo juego completo de la temporada y los Nacionales limitaron a los Rojos de Cincinnati a un hit por segundo juego consecutivo en una victoria con pizarra de 1-0.

Zimmermann (4-1) pochó a cuatro y concedió una base por bolas para mejorar su foja a 3-0 con promedio de carreras limpias admitidas de 1.36 contra Cincinnati. El derecho requirió sólo 91 lanzamientos en el tercer juego completo de su carrera.

Fue la primera vez que los Rojos han sido maniatados en un imparable en partidos seguidos desde el 5 y 6 de julio de 1900, cuando enfrentaron a Brooklyn, de acuerdo con las estadísticas de Elias Sports Bureau proporcionadas por el equipo. Los Astros de Houston fueron el último equipo en ser dominados de esa forma, el 14 y 15 de septiembre de 2008.

En otros resultados de la jornada, en la Liga Americana: Los Yanquis de Nueva York vencieron por 6-4 a Toronto; Boston por 7-3 a Houston; los Medias Blancas de Chicago por 5-4 a Tampa Bay; Texas por 4-3 a Minnesota 3; Baltimore por 3-0 a Oakland; y los Angelinos de Los Angeles por 6-3 a Seattle 3.

Cleveland en Kansas City fue pospuesto por lluvia.

En la Liga Nacional: Washington ganó a Cincinnati por 1-0; los Cachorros de Chicago a Miami por 4-2; Filadelfia a los Mets de Nueva York por 4-0; San Luis a Pittsburgh por 9-1; Colorado a Arizona por 6-3; los Dodgers de Los Angeles a Milwaukee por 7-5; y San Diego a San Francisco por 2-1.