Roberto Clemente es lo más grande del deporte en Pittsburgh

12/28/2012 |
Bruce Meltcer, un fanático a ultranza de Roberto Clemente, viste orgulloso una camiseta del astro boricua cuando militaba en los Cangrejeros de Santurce.  
Residentes y visitantes de la ciudad cuentan por qué no se olvida al astro boricua.

Pittsburgh, Pensilvania. ¡Cuántas cosas han pasado en la ciudad de Pittsburgh desde que Roberto Clemente partió de este mundo!

Los Piratas ganaron una serie mundial más en 1979 y los Steelers conquistaron seis Super Bowls (1974, 1975, 1978, 1979, 2005 y 2008).

Mientras, Barry Bonds, Bobby Bonilla, Sid Bream, Jay Bell y Andy Van Slyke hicieron estragos en los Piratas a principios de los 90 como los llamados “Killer B’s”, y Ben Roethlisberger vivió momentos de gloria como quarterback de los Steelers, un enorme susto con un accidente de motora en 2006 y una verdadera pesadilla por acusaciones de abuso sexual a partir del 2007.

Pero hubo algo que no cambió nada en 40 años y es el amor y el respeto que los ciudadanos de Pittsburgh y de ciudades cercanas aún sienten por Clemente.

Unos minutos frente a la estatua de Roberto Clemente en el PNC Park fueron suficientes para palpar el sentir de algunos residentes y visitantes de la ciudad sobre el astro boricua:

“Clemente es el hombre de Puerto Rico. ¡Mi mamá lloró tanto cuando murió! Toda la gente… Fue increíble esa Navidad. Era el ídolo de todo Puerto Rico”
Héctor Soto
Boricua, residente de Nueva Jersey, de visita en Pittsburgh

“¿Por qué tenemos que recordar a Clemente? Porque es el mejor jardinero derecho que jamás haya jugado; porque es el primer latinoamericano en llegar al Salón de la Fama del Béisbol y porque era ‘el Magnífico’”
Bruce Meltcer
Nacido en Boston y residente en Pittsburgh


“Fue un gran hombre, un tremendo jugador y, definitivamente, una de mis inspiraciones cuando era un niño y, de seguro, que para millones de niños más. Clemente dio su vida tratando de ayudar a gente pobre. Su corazón era tan grande como esta ciudad de Pittsburgh”
Eric Meltcer
Hermano de Bruce.

“Es uno de los mejores jugadores de todos los tiempos y tuvimos la dicha de tenerlo aquí en Pittsburgh”
Diana Skinger
Residente de Pittsburgh y fanática de los Piratas

“Clemente era el corazón de Pittsburgh. ¡Lo amaba! Por él aprendí a hablar español y quería ir a Puerto Rico para ver a Roberto Clemente. ¡Me encantaba!”

Dorilyn Anderson
Fanática a ultranza de Clemente

“No solamente en Pittsburgh, pienso que en toda la nación se debe recordar a Roberto Clemente. Abrió las puertas a otros para poder jugar en las Grandes Ligas. Aquí en Pittsburgh que llevó a los Piratas a la Serie Mundial y fue el primer latino en llegar a los 3,000 hits y, además, su labor comunitaria a nivel mundial”
Michelle Rivera
Natural de Aguada; estudia en Pittsburgh

Tags

Roberto Clemente