Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Triunfo judicial para Carlos Correa

Por Carlos González / [email protected] 12/12/2017 |03:02 p.m.
El juez Francisco Besosa determinó que no había jurisdicción en la demanda contra Carlos Correa. (Archivo)  
Desestiman demanda entablada por su exrepresentante Frankie Higginbotham.

Carlos Correa se apuntó una contra su exrepresentante Frankie Higginbotham.

El juez Francisco Besosa, del Tribunal Federal en San Juan, desestimó esta mañana la demanda que Higginbotham había radicado el pasado junio reclamando un dinero que debió recibir por haber representado al pelotero.

Besosa, sin embargo, determinó desestimar el reclamo basado en que no existe jurisdicción en el caso. Higginbotham quiso establecer que estaba residiendo en Puerto Rico, mientras que Correa se encontraba en Houston jugando para los astros. El juez no le dio la razón a Higginbotham.

“Desde el primer día sabíamos que había un problema de jurisdicción. Después de mucha discusión Carlos es tan puertorriqueño como todos  y lógicamente se fue de la isla para jugar en Grandes Ligas. Ese se volvió en el principal argumento y el juez (Besosa) entendió de que no tenía jurisdicción y desestimó la demanda en su totalidad”, explicó Sepulvado a este medio.

“El juez ni siquiera escuchó la prueba. Le bastó con las mociones que se habían radicado”.

Higginbotham argumentó que hubo una violación de contrato y, por ello, reclamó un pago de $6 millones por parte de Correa.

“El tema de esta demanda no tiene manera de cómo revivirlo. (Higginbotham) puede acudir a Boston si quiere. Desde junio estuvimos tratando de explicarle de que no había jurisdicción, pero prefirió desperdiciar el tiempo y los recursos de nuestro cliente (Correa)”, reclamó Sepulvado. 

Correa, por su parte, radicó una demanda contra Higginbotham  también en el Tribunal Federal en San Juan.

“Está empezando. Frankie no ha contestado la demanda. No hay issue en cuanto al tema de jurisdicción”, concluyó Sepulvado.

Regresa a la portada

Tags

Carlos Correa