Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Un tumor en su ojo no pudo con Julio Urías

Por Primerahora.com 10/19/2016 |06:17 p.m.
El lanzador de los Dodgers de Los Ángeles ha pasado por el quirófano en más de una ocasión, todo con el fin de realizar su sueño de lanzar en Grandes Ligas.
Julio Urías (AP/Lenny Ignelzi)  

Tres cirugías cuando apenas era un niño, dejaron al lanzador de los Dodgers de Los Ángeles, Julio Urías, con el párpado caído y su ojo izquierdo casi cerrado.

Pero para el joven mexicano de 20 años, este suceso en su vida no iba a ser la razón para que no pudiera hacer su sueño realidad: lanzar en las Grandes Ligas.

El 27 de mayo de 2016, con solo 19 años, fue llamado por los Dodgers para realizar su anticipado debut ante los Mets de Nueva York. Ese día, Urías se convirtió en el lanzador más joven en debutar en el circuito grande desde Félix Hernández, en el 2005. Hoy por su parte, el zurdo saldrá a lanzar ante los Cachorros de Chicago en el cuarto partido de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional buscando guiar a los Dodgers a una ventaja 3-1 en la misma.

A pesar de haber nacido con un tumor en el ojo izquierdo, que lo mandó varias veces al quirófano para complicados proceso de recuperaciones, el zurdo lanzador de Sinaloa ha reiterado en más de una entrevista que ese no ha sido obstáculo para seguir hacia adelante.

“Así es que Dios trabaja. Me dio un ojo izquierdo malo, pero me brindó un buen brazo zurdo”, expresó Urías a la prensa en el 2015.

Como parte de sus cirugías, el fenómeno pelotero optó en mayo del 2015 por una operación cosmética para corregir los efectos de las previas. Eso lo dejaría un mes fuera del diamante.

Mientras lanzaba para los Drillers de Tulsa, equipo afiliado de los Dodgers, optó por entrar nuevamente a sala de operaciones. Su director de desarrollo, Gabe Klaper, dijo para entonces que “se ve súper bien. Su ojo esta hinchado y él (Urías) le ha dicho a los compañeros de equipo que se debe a que peleó con Julio César Chávez o Manny Pacquiao”, expresó en ese momento Klaper.

La masa que tuvo en el ojo, por bendición, no era maligna.


Tras recuperarse, el novato lanzador mexicano fue invitado a los campos de primavera del equipo. A pesar de no ser subido al equipo grande, fue enviado al filial de Triple A,  donde tuvo números de 4-1, con una efectividad de 1.10 en siete salidas. En esas, llegó a lanzar 27 entradas consecutivas sin permitir carreras.

Luego de su ascenso a Grandes Ligas en mayo, el azteca tuvo números de 5-2, con una efectividad de 3.39 en su primera temporada en el circo grande.

Hace apenas unas semanas, hizo historia cuando en la Serie Divisional de la Liga Nacional lanzó dos entradas como relevista y los Dodgers les ganaron a los Gigantes de San Francisco.

Con sus 20 años y 62 días, Urías se convirtió en el lanzador más joven de la franquicia en lanzar en la postemporada.

Urías está previsto para lanzar hoy, miércoles, durante el cuarto partido de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional ante los Dodgers, quienes lideran la seria 2-1 en una pactada a siete juegos. El juego comienza a las 8 de la noche.


Regresa a la portada