Yadiel Rivera: una joya escondida

11/13/2012 |
El jugador del cuadro de los Cangrejeros de Santurce, Yadiel Rivera, se ha ganado grandes elogios por sus habilidades defensivas y su buen brazo. (juan.martinez@gfrmedia.com)  
Es un prospecto que apenas se deja sentir en Santurce, pero no lo pierda de vista, que pronto podría ser una estrella en las Mayores.

El jugador del cuadro Yadiel Rivera es una de las nuevas figuras que emergen en el róster de los Cangrejeros de Santurce y que buscan tener un espacio en las siguientes temporadas en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente.

El cagüeño fue nombrado por la revista Baseball America el año pasado como el pelotero con mejor brazo y defensa entre todos los jugadores del cuadro de los Cerveceros de Milwaukee en las Ligas Menores. Además, este año fue colocado por mlb.com en la posición número 17 entre los primeros 20 prospectos de la organización.

Sin embargo, es poco probable que vea acción con regularidad esta temporada en Santurce, tomando en consideración que el cuadro de los Cangrejeros tiene a figuras veteranas como Luis “Wicho” Figueroa y Felipe López y jugadores de la nueva cepa como Jeffrey Domínguez, Neftalí Soto y Sergio Miranda.

“Ahora no tendré mucho tiempo de juego, pero eso no significa que me desanime ni nada por el estilo. Al contrario, tengo que trabajar más duro para mantenerme en condición. Ya Carlos Baerga (dirigente de los Cangrejeros) me dijo que podía utilizarme en cualquier momento. Tengo que estar ready para cuando el equipo me necesite”, aseguró Rivera.

Es precisamente esa disposición al trabajo y sus habilidades defensivas lo que llamó la atención de los escuchas antes de ser seleccionado por los Cerveceros en la novena ronda del sorteo de novatos de las Grandes Ligas en el 2010.

“Él es un joven que nunca para de trabajar. Desde muy temprano, Yadiel se destacaba por su defensa. Más allá de su físico, otro aspecto que sobresalía era su fortaleza mental en el juego. Uno veía su juego y se daba cuenta que sus instintos dentro del infield estaban desarrollados al cien por ciento a los 17 años”, dijo Edgar Pérez, escucha de los Medias Rojas de Boston.

“Tiene que trabajar un poco más con su cuerpo para tener más fuerza en su bateo. Creo que con dos temporadas de 500 turnos podremos ver en su bateo la misma madurez que exhibe en su defensa. A partir de ese momento podremos decir que está capacitado para impactar las Grandes Ligas”, sostuvo Pérez.

Y hacia allá se dirigen sus esfuerzos este invierno. Rivera viene de acumular un promedio de bateo de .247, con 12 cuadrangulares y 49 carreras remolcadas en su segundo año en la filial de los Cerveceros en Clase A.

“La organización ha sido clara que desea que trabaje con la fuerza en mi bateo. Estoy trabajando mi físico todas las mañanas y luego vengo al parque a trabajar en mi bateo, especialmente el conectar hit hacia la banda contraria. Quiero llegar a spring training ready. Mi meta es que me asignen, como mínimo, a Clase A avanzada”, sentenció Rivera.