Yadier Molina demuestra su poder

09/21/2012 |
 
Llegó a los 20 cuadrangulares por primera vez en su carrera.

En términos ofensivos, el receptor boricua de los Cardenales de San Luis, Yadier Molina, está reescribiendo su historia esta temporada.

No es un secreto que sus habilidades detrás del plato a la hora de guiar a los lanzadores y sacar de circulación al más veloz corredor, lo han convertido en el mejor receptor defensivo de las Grandes Ligas. Sus cuatro Guantes de Oro en las pasadas temporadas dan fe de ello.

El único renglón en que le faltaba por demostrar su fineza era su poderío ofensivo.

Y ya lo logró.

Molina demostró el miércoles, una vez más, que valió la pena el contrato que firmó al inicio de la temporada con los Cardenales de San Luis por cinco años y $75 millones al alcanzar la cifra de 20 cuadrangulares por primera vez en una carrera de nueve temporadas en las Mayores.

De paso, entró a los anales de la historia de la franquicia al convertirse en el tercer receptor en alcanzar tal cantidad de toletazos detrás de Joe Torre y Ted Simmons, quien logró la cifra por última vez en 1980.

“No puedo mentir. Se siente bien. Nunca había conectado 20 cuadrangulares”, aseguró Molina al stltoday.com, luego que concluyó el partido ante los Astros de Houston.

El ganador de dos Series Mundiales figura en el octavo lugar entre los mejores bateadores de todas las Grandes Ligas con un promedio de bateo de .321. Algo que representa la cuarta mejor cifra en la Liga Nacional y lo hace uno de los candidatos al premio del Jugador Más Valioso.

Ahora, los Cardenales tienen a cinco peloteros bateando sobre la veintena de cuadrangulares por primera vez en la historia de la franquicia.

El manatieño Carlos Beltrán (29), Matt Holliday (27) y Allen Craig (21) también suman más de 20 tablazos.

Dudas con Feliciano

De acuerdo con el periódico New York Post, el relevista puertorriqueño Pedro Feliciano no jugará con los Yanquis en el mes de septiembre como se había anunciado.

Feliciano se lesionó el tobillo mientras intentaba cubrir la primera base en un su último juego de rehabilitación el 4 de septiembre en Staten Island.

“Sí se lesionó el tobillo, pero es una lesión que no requiere cirugía. La organización aún no se ha comunicado con nosotros diciendo que ha tomado la decisión de que no jugará en septiembre”, aseguró ayer en la tarde su agente Melvin Román.