Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Ya llegó a Boston el que tanto esperaban

Por The Associated Press 02/26/2018 |09:15 p.m.
El dirigente de los Medias Rojas, el boricua Álex Cora, a la derecha, le da una palmada a su nuevo limpia bases J.D. Martinez, quien fue presentado en conferencia de prensa ayer. (AP / John Minchillo)  
J.D. Martínez finalmente firmó hoy su contrato con los Medias Rojas.

FORT MYERS, Florida. J.D. Martinez es finalmente integrante de los Medias Rojas de Boston.

El contrato por cinco años y $110 millones que Martínez acordó con el club hace una semana fue firmado hoy, cuando el pelotero fue presentado en una muy esperada conferencia de prensa en el JetBlue Park.

Después de conectar 45 cuadrangulares en 119 partidos combinados la temporada pasada con los Tigres de Detroit y los Diamondbacks de Arizona, Martínez llegó a la agencia libre como el jugador de posición más prominente y fue constantemente vinculado con los Medias Rojas durante el periodo entre campañas en un mercado de lenta actividad.

“Adoro este juego”, aseveró Martínez. “Me encanta jugar, y es emocionante hacerlo ante aficionados que sean igual de apasionados y les guste tanto el béisbol”.

Los Medias Rojas se tomaron su tiempo respecto a la evaluación médica, prestando atención sobre todo a una lesión de pie derecho que Martínez sufrió el año pasado. Eso llevó a ciertos cambios de discurso sobre proteger a los Medias Rojas por encima del cumplimiento del acuerdo, e incluso el jugador de 30 años viajó de nuevo a Boston en cierto momento la semana pasada para someterse a una evaluación más. Sin embargo, fue considerado plenamente sano para 2018, y será el tercer o cuarto bate en el orden del nuevo dirigente, el boricua Álex Cora.

“Es una gran adquisición, obviamente”, dijo Cora. “Tenemos otro gran atleta en nuestro equipo”.

El porcentaje de bateo de 1.066 de Martínez con hombres en base fue el tercer mejor en Grandes Ligas la temporada pasada, razón por la cual pudo enfrentar con tranquilidad la espera de cerca de cuatro meses antes de sumarse a un nuevo equipo. Desde el inicio de la campaña de 2014, el promedio de .574 de Martínez al bate con hombres en base es el segundo mejor en las mayores, sólo detrás de Mike Trout (.579), de los Angelinos de Los Ángeles.

“Confío en mi talento. Sé lo que soy capaz de hacer y lo que pongo sobre la mesa, y eso me ayudó a tranquilizarme un poco más”, aseveró el jugador, que lo más probable es que sea el principal bateador designado de Boston mientras el estelar Mookie Betts sea asignado al jardín derecho.

Martínez recibirá pagas de $27.5 millones en cada una de las próximas tres temporadas y $19.375 millones en cada una de las últimas dos del pacto. El acuerdo, sin embargo, le da autoridad de poder optar a renunciar al contrato tras la segunda, tercera y cuarta temporada, y si llega a ejercer el derecho de salir del contrato después del 2019 recibirá como quiera un pago por $2.5 millones de parte de Boston.

En el 2017, en su primera temporada sin los servicios del otrora bateador designado David Ortiz, Boston solo disparó 168 jonrones, la menor cantidad de la Liga Americana y un número que solo superó a los Bravos de Atlanta, Piratas de Pittsburgh y los Gigantes de San Francisco.

Boston además tuvo un porcentaja de slugging de .407 y solo fue mejor que el de los Angelinos de Anaheim en las Liga Americana.

Los Medias Rojas esperan que su equipo pueda mejorar mucho en esos renglones con Martínez. Este ha jugado primordialmente como jardinero derecho durante su carrera pero en Boston será principalmente un bateador designado. El veterano de siete temporadas en el 2017 bateó .303 con 104 RBI y 45 jonrones en 119 juegos con Detroit y Arizona.

En Boston será tercero o cuarto bate. Pero Cora no espera solo jonrones de él.

“No es solo un bateador de jonrones”, dijo Cora. “Es un bateador completo”.

Regresa a la portada