Nota de archivo: publicada hace más de 90 días
Serrano aprovechó su estadía para andar por las calles del Viejo San Juan. (Foto/Ángel Rivera)  
La campeona expresa su adoración por Puerto Rico mientras pasea por las calles del Viejo San Juan.

Amanda Serrano no puede evitar enamorarse de Puerto Rico cada vez que visita la Isla.

La joven boxeadora, que reside en Brooklyn, Nueva York, queda deslumbrada por los “encantos” de la tierra que la vio nacer, pero que también la vio  partir cuando ni había alcanzado la adolescencia.

Serrano, quien el martes intentará unirse a Miguel Cotto como los únicos púgiles boricuas que conquistan cetros mundiales en cuatro divisiones, aprovechó su estadía para andar por las calles del Viejo San Juan. Durante el recorrido, conversó con Primera Hora sobre las responsabilidades que acompañan ser una campeona mundial, así como sus futuras aspiraciones, las que incluyen establecerse en Puerto Rico una vez  se retire del boxeo rentado.

“Amo a Puerto Rico. Nací aquí y es una lástima que no haya crecido en la Isla, pero siempre está en mi sangre y mi corazón”, compartió Serrano, de 27 años.  “Ver estos lugares hermosos, la gente bella que me apoyan es una sensación especial que no puedo describir con palabras”.

 
Amanda Serrano de paseo por el Viejo San Juan

La campeona habla de su amor por Puerto Rico


¿Qué le cuentas de Puerto Rico a tus amistades en Nueva York?

 “Que es  la mejor herencia que una persona puede tener. El apoyo que los puertorriqueños expresan hacia sus atletas y artistas es increíble. Es una sensación especial. Cuando camino por cualquier lugar, la gente me reconoce  y eso es algo que no sucede en Estados Unidos, ni siquiera en Brooklyn. Sencillamente, amo esta Isla”.

¿Te ves viviendo a tiempo completo en Puerto Rico?

“Es algo que he pensado. Amo estar aquí. He venido de visita tres o cuatro veces, pero es la primera vez que he podido disfrutar un poco de los lugares que lo hacen tan especial. Estoy considerando venir permanentemente muy pronto”.

¿Qué piensas cuando un extraño te reconoce?

“¡Wow, sabe quien soy! Es una locura que sepa mi nombre. Es un honor ser puertorriqueña, pelear nuevamente aquí y que sea por mi cuarto título mundial. No puedo esperar para celebrar el momento”.

El próximo martes, Serrano se enfrentará a Alexandra Lazar por la faja júnior pluma de la Organziación Mundial de Boxeo (OMB). De ganar, Serrano se uniría a Miguel Cotto como los únicos púgiles boricuas que ganan cetros mundiales en cuatro divisiones.

“Esto sería para todos en la Isla, pero especialmente para las mujeres. Quiero demostrar que podemos hacer todo lo que nos proponemos, y quiero  ser uno de los rostros para las jóvenes que quieren ser boxeadoras”.  

¿Entiendes que has motivado a otras mujeres  iniciarse en el boxeo?

“Espero que sí, ojalá pueda inspirar a cualquiera que desee comenzar en el deporte. Quiero que las chicas se sientan inspiradas. El boxeo es mi vida, le he dedicado 10 años sin tener una relación personal, ni salgo a fiestas. El cielo es el límite, especialmente si uno le pone el alma y corazón. Quiero demostrar que no se necesita del mundo exterior para tener éxito en la vida. Nunca pensé estar donde me encuentro. Ser reconocida en Puerto Rico por mis logros es emocionante y quiero ser lo mejor que pueda dentro y fuera del deporte”.

Regresa a la portada

Tags

boxeo