Arrancó la acción de la cartelera Showdown

12/01/2012 | 09:26 p.m.
Jeffrey Fontánez le conecta una fuerte derecha al mexicano Pedro Arcos durante su combate de esta noche. (carlos.giusti@gfrmedia.com)  
Resumen de las peleas preliminares en la cartelera Showdown, protagonizada por el boricua Miguel Cotto y Austin Trout.

Nueva York– Jeffrey Fontánez (9-0, ocho nocauts) demostró por qué es considerado uno de los mejores prospectos del país noqueando en 1:23 del segundo asalto al tijuanense Pedro Arcos (12-3-1, nueve nocauts).

Fóntanez puso en vitrina su demoledora pegada, derribando a Arcos en el primero con un gancho de izquierda a la mandíbula y luego lastimándolo con un derechazo al cuerpo. 

En el asalto dos, el boricua conectó un recto de derecha a la cabeza que envió a Arcos nuevamente al suelo. El mexicano se reincorporó con dificultad y retrocedió hasta quedar de espalda a las cuerdas, en busca de protección. Fue allí que poco después Fontánez anotó un potente izquierdazo curvo en la quijada, que dejó a Arcos separado de sus sentidos y tirado en la lona como una muñeca de trapo. El árbitro detuvo la pelea inmediatamente luego de ese golpe.

En la antesala, Danny Jacobs (24-1, 21 nocauts) venció a Chris Fitzpatrick (15-3, seis nocauts) por nocaut técnico al finalizar el quinto asalto.

Jacobs, de Brooklyn, tuvo el control durante la totalidad del combate. No derribó a Fitzpatrick pero lo apaleó de tal manera que el púgil dijo 'no más' durante el minuto de descanso antes entre los asaltos cinco y seis.

Luego del combate, el púgil recordó la memoria del fenecido Héctor 'Macho' Camacho, lo que le ganó un sonoro aplauso público.

En otra de las citas de antesala, el manatieño Jorge Meléndez (25-2-1, 24 nocauts) tuvo delante de sí un hueso duro de roer en la persona de James Winchester (15-7, cinco nocauts), a quien venció por nocaut técnico en cuatro asaltos.

Con su maña y constantes agarres y abrazos, Winchester en ocasiones parecía más yudoka que pugilista. Meléndez lo tiró con una combinación en el segundo y con una derecha en el tercero. 

Para el cuarto era obvio que Winchester solo intentaba sobrevivir, y el árbitro detuvo el encuentro a los 54 segundos de esa vuelta, cuando Meléndez abusaba de un flácido Winchester contra las cuerdas.

Fue la primera derrota por la vía rápida para el peleador de Carolina del Norte. 

Por su parte, el júnior ligero Michael Pérez tuvo una dura lucha con el mexicano Fernando Carcamo, la cual ganó el primero vía votaciones de 78-71, 77-72, 77-73. 

En el primero, Pérez salió a imponer su estilo de boxeo erguido y combinaciones a media distancia. A un minuto de haber comenzado, le pegó a Carcamo un gancho de izquierda a la cara que lo tiró de espaldas al entarimado. El mexicano lucía maltrecho. Desde su esquina, le gesticulaban para que quedara en la lona hasta la cuenta de 10. 

El mexicano no le hizo caso a su equipo, se reincorporó con dificultad y le dio dura batalla a Pérez, de padres boricuas pero nacido y criado en Nueva Jersey. 

Carcamo abrió el segundo con un poderoso gancho de izquierda que tiró de espaldas y maltrecho a Pérez. El de Nueva Jersey peleó en retroceso el resto del capítulo, pero fue lastimado por otra izquierda al final. En el tercero ambos buscaron intercambiar y fue Pérez quien primero tocó duro a su rival. Fue una derecha que tambaleó a Carcamo.

Pérez retomó el control en el cuarto, cuando su oponente ya lucía gastado y había perdido velocidad y fortaleza. Conectó una derecha en el octavo asalto que derribó a Carcamo para asegurar la victoria por decisión.

En el primer combate de la velada, Eddie Gómez (12-0, ocho nocauts) venció por decisión unánime al riopedrense Luis Hernández (9-0, cinco nocauts). La votación oficial fue 59=54, 59-54 y 58-55 para Gómez.

En la segunda, Jorge Díaz (17-1, 10 nocauts) venció por triple voto de 60-53 al tejano Víctor Sánchez (3-5-1, cero nocauts).