Austin Trout no se intimida

11/27/2012 |
Aasegura que silenciará a la fanaticada boricua en el Madison Square Garden

Nueva York. Al campeón superwélter Austin Trout le importa poco que Miguel Cotto jamás haya perdido un combate frente a la fanaticada puertorriqueña en el Madison Square Garden. Por el contrario, está convencido de que podrá silenciar a la multitud que se dará cita la noche del sábado para vitorear al púgil cagüeño.

“Mi meta es callar a las personas. He tenido la experiencia de pelear en territorio hostil anteriormente y nada de eso me intimida. Reconozco que la gente estará para apoyar a Miguel, pero no les dará nada para aplaudir”, sostuvo Trout, monarca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), durante una conferencia telefónica realizada ayer con los protagonistas de la cartelera Showdown: Cotto vs. Trout.

“No permitiré que el público de Cotto se interponga en lograr lo que deseo”, agregó.

Trout reconoció que Cotto será el oponente más difícil que ha enfrentado en su carrera, pero a la misma vez indicó que protegerá su invicto hasta el final.

“Cotto todavía se encuentra en la cúspide de su carrera como boxeador y todavía tiene el hambre de seguir ganando. Ha demostrado una y otra vez que es uno de los mejores de su generación, pero no quiero perder mi correa de campeón ni el invicto. Sé que, una vez le gane a Cotto, mi nombre será más reconocido”, señaló Trout.

“Es mi destino estar en el ring la noche del sábado y creo que puedo ganar”, continuó diciendo.

Sin embargo, para lograr su cometido, Trout deberá contener la agresividad que Cotto acostumbra imponer dentro del entarimado.

“Tengo un plan de pelea ya preparado. Utilizaré mi jab y, obviamente, conectar golpes en la eventualidad de que se vaya a una decisión. No me puedo preocupar por los jueces y mucho menos el árbitro. Reconozco que estaré peleando en la casa de Miguel, pero solamente me puedo concentrar en las cosas que puedo hacer en el ring. Estoy muy deseoso por demostrarle al mundo lo que he venido trabajado por los pasados años. Mi tiempo ha llegado”, concluyó Trout.