Danny “Swift” García visita al Gobernador en La Fortaleza

Por Nydia Bauzá / nbauza@primerahora.com 03/17/2014 |06:41 p.m.
El púgil, natural de Filadelfia y de padres puertorriqueños visitó hoy la Mansión Ejecutiva, donde fue recibido por el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla. (lino.prieto@gfrmedia.com)  
El púgil defendió exitosamente sus títulos el sábado pasado frente al mexicano Mauricio “El Maestro” Herrera en Bayamón.

Desde que el doble campeón junior wélter de sangre boricua, Danny “Swift” García llegó la semana pasada a Puerto Rico, no ha dejado de disfrutar de los encantos de la Isla.

El púgil, natural de Filadelfia, pero de padres puertorriqueños visitó hoy La Fortaleza, donde fue recibido por el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, luego de defender exitosamente sus títulos del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) el sábado pasado frente al mexicano Mauricio “El Maestro” Herrera en Bayamón.

García, quien estuvo acompañado por sus padres, Ángel y Maritza García dio un recorrido por la Mansión Ejecutiva acompañado por el gobernador, quien además le obsequió con una bandera de Puerto Rico. Su padre sostenía en sus manos los dos cinturones que acreditan a su hijo como campeón del CMB y la AMB.

“Estoy bien orgulloso, estoy contento de estar aquí… Me gusta… lo amo (al país)”, dijo García haciendo un esfuerzo por hablar español.

“Me siento bien contento. Oh, I can’t explain it (No puedo explicarlo), dijo cuando se le preguntó cómo se sentía de cargar en sus manos la bandera de Puerto Rico que le obsequió el Gobernador.

Según reveló el monarca de las 140 libras, esta es su tercera visita a Puerto Rico, pero siempre había querido pelear en la Isla y representar a los puertorriqueños.

Su deseo se cumplió el sábado cuando derrotó por decisión mayoritaria a Herrera ante casa llena en el Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón.

“Es un sueño que se hizo realidad para mí”, sostuvo García, único campeón mundial de sangre boricua en la actualidad.

A su salida del Palacio de Santa Catalina se retrató varias veces con la monoestrellada en sus manos y hasta le preguntó a García Padilla por el color azul celeste de la enseña porque “el que usan en América (Estados Unidos) es más oscuro”.

“Él está encantado con su país. Puerto Rico ya lo acogió a él y estamos muy orgullosos”, dijo el Gobernador, quien salió a despedir al boxeador al área del túnel.

“Conversamos un rato”, sostuvo García Padilla, quien dijo que le mostró el Jardín Hundido, La Muralla y los salones interiores de la Mansión Ejecutiva.

 Del recorrido también participó el promotor boricua , Peter Rivera de Puerto Rico Best Boxing y un equipo de camarógrafos del canal Showtime que filmaban un programa especial.