Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

El año del adiós de Cotto

Por Carlos González / [email protected] 12/17/2017 |11:45 p.m.
Cotto formalizó su retiro del boxeo rentado. (AP)  
El boxeo puertorriqueño en el 2017 contó con tres coronaciones, tres pérdidas de títulos y el retiro del máximo campeón boricua de la historia.

Durante el 2017, el boxeo puertorriqueño tuvo un balance que luce positivo. Esa es la impresión que se observa desde la distancia, pero cuando se estudian los resultados desde cerca, el cómputo final es mixto. 


A principios del año, dos púgiles puertorriqueños ostentaban cetros mundiales. José “Sniper” Pedraza y Jason “Canito” Sosa era campeones de la Federación Internacional (FIB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), respectivamente, ambos en las 130 libras.

Sin embargo, ambos cedieron las fajas durante defensas. En enero, Pedraza perdió por nocaut técnico ante el estadounidense Gervonta Davis. Desde entonces el peleador de Cidra está a la espera de una nueva oportunidad pero en las 135 libras. 

Sosa, mientras tanto, tuvo que renunciar a la corona de la AMB previo a enfrentar Vasyl Lomachenko el pasado abril. El ucraniano es el campeón de la Organización Mundial de Boxeo, entidad que no endosa las unificaciones de títulos. En su regreso al ring, Sosa perdió por decisión mayoritaria ante el cubano Yuriorkis Gamboa.

Dichos resultados dejaron en cero la cifra de monarcas puertorriqueño.

Hubo una conquista de tres nuevas coronas

La segunda mitad del 2017 fue mejor para los boricuas. 

Primero, Miguel Cotto se coronó por sexta ocasión en su ilustre carrera. El 26 de agosto, puso fin a un extenso periodo de inactividad para medir fuerzas con el japonés Yoshihiro Kamegai por el vacante cetro de la OMB en las 154 libras.

El cagüeño tuvo un brillante desempeño dentro del ensogado en ruta a asegurar su legado dentro del boxeo rentado.

Al siguiente mes, Jesús Rojas unió a los boricuas que han sido reconocidos como campeones mundiales. El fuerte pegador de 30 años le propinó un fulminante nocaut a Claudio Marrero para obtener el cinturón pluma (126 libras) de la AMB.

En octubre, la fraternidad le dio la bienvenida a Alberto “Explosivo” Machado. El espigado 130 libras noqueó a Jezreel Corrales para conquistar el vacante cetro de la AMB. 

Por otro lado, Ángel “Tito” Acosta también cumplió con la promesa de hacerse campeón después de haber fallado en su primera oportunidad. En mayo, el peso júnior mosca perdió por decisión unánime ante Kosei Tanaka. Sin embargo, Acosta se revindicó cuando venció a Juan Alejo para quedarse con la faja de la OMB en las 108 libras durante el evento de despedida de Cotto.

Verdejo languidece y Cotto dijo adiós 

El 2017 se perfilaba como uno de consagración para Félix “Diamante” Verdejo. No obstante, la suerte no estuvo de su lado. Una serie de escollos impidieron que retara a Terry “Turbo” Flanagan por el título júnior ligero (135 libras) de la OMB. La reaparición de Verdejo está tentativamente en agenda para el 18 de marzo en Nueva York.

Asimismo, Cotto formalizó su retiro del boxeo rentado. En su pelea de despedida el púgil de 37 años sufrió una lesión en el bíceps izquierdo que provocó el revés ante el poco conocido Sadam Ali. El duelo se llevó a cabo en el Madison Square Garden en la Gran Manzana.

Regresa a la portada

Tags

Miguel Cotto