Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

El Fenómeno afina detalles

Por Carlos González / [email protected] 11/23/2016 |09:00 a.m.
Para Cruz, será la segunda oportunidad de pelear por un cetro mundial. (Foto/Archivo)  
Orlando Cruz ya está en Gales y se mantiene trabajando de cara a su combate titular del sábado ante Terry Flanagan.

Después de una larga travesía, Orlando “el Fenómeno” Cruz está acomodado en Cardiff, Gales, con miras a su pleito del sábado contra Terry Flanagan por el cetro ligero (135 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Desde el momento que arribó a la ciudad y debido a las condiciones lluviosas que ha encontrado allí, Cruz ha limitado su área de movimiento al hotel en el cual está hospedado y al gimnasio que visita para entrenar .  

“En la mañana (Cruz) hizo una carrera cómoda, desayunó y después fuimos al gimnasio para entrenar y a una entrevista”, detalló Juan de León, uno de los entrenadores del púgil de 35 años, desde Cardiff.

Cruz, además, ayer tuvo que cumplir con un  prepesaje mandatorio. No podía marcar por encima de 139 libras.

“Orlando salió de Puerto Rico en 137 libras y tuvimos que mantenerlo bien  hidratado durante el  viaje. Subió tal vez hasta 140 libras y requiere  un poco de tiempo en lo que el cuerpo vuelve a bajar. Llevamos poco más de 24 horas en Gales”, sostuvo De León.

“El trabajo estuvo concentrado más en el  rendimiento de  las piernas para que pueda moverse ya que su estilo es más de boxear”, agregó.

De León anticipó que en los últimos dos días antes del pesaje oficial requerirán de un esfuerzo adicional.

“Entre el jueves y el viernes se tendrá que sacrificar un poco, pero se está trabajando y Orlando ha podido comer bien. Es cuestión de seguir jugando con esas tres libras”, sostuvo De León.

Incluso,  estimó que Cruz podría marcar hasta 143 libras para cuando se dirija al ring para el combate.

“Como esta pelea vino después de la convención de la OMB,  se trabajo más con el rendimiento para que pudiera  quedar bajo  en el peso y después del pesaje pueda subir a un peso que no le conceda  mucha ventaja a Flanagan. Queremos que esté en un peso que le permita moverse rápido en los desplazamientos”, afirmó.

Durante los próximos días, el grupo continuará estudiando pasados pleitos de  Flanagan. 

“Nuestro trabajo es  mantenerlo  en las estrategias para que no se le vayan a olvidar. La responsabilidad de establecer un  plan está en las manos de Jim Pagán, aunque todo puede cambiar dentro del ring. Orlando  es una persona inteligente y sabe lo que tiene que hacer”, relató De León.

 Marcada diferencia

Para Cruz, será la segunda oportunidad de pelear por un cetro mundial. En el 2013, disputó con Orlando Salido la corona de las 126 libras, pero el boricua perdió por nocaut en el séptimo asalto. 

“(Cruz) cometió un error en aquel momento y fue que se puso incómodo cuando estaba cerca al peso  y  quiso trabajar. Se fue en contra de la ciencia y la pagó grande. Se desgastó en los asaltos intermedios,  no había energía contrario a esta vez que aunque está fuera de su peso, se siente fuerte y está rápido de manos”, concluyó De León.

Regresa a la portada