En remojo una revancha entre Martínez y Burgos

01/21/2013 |
Los púgiles protagonizaron un combate competitivo a lo largo de los 12 asaltos. (PR Best Boxing Promotions / Joel Colón)  
Los púgiles tuvieron que conformarse con un deslucido empate la noche del sábado.

Nueva York. Un empate no era realmente lo que Román “Rocky” Martínez esperaba sacar de su primera defensa de título, y mucho menos dejar la impresión, para muchos, de que había perdido el encuentro.

Pero al menos le permitió regresar a casa con el cetro de las 130 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y salir airoso de una dura batalla contra el aguerrido retador azteca.

Ahora, una revancha podría asomarse en el camino de ambos gladiadores.

Martínez (26-1-2, 16 KO) salió el sábado del teatro del Madison Square Garden con su correa ceñida a su cintura, luego de sobrevivir a un poco usual empate ante Burgos (30-1-1, 19 KO).

Los jueces que oficializaron el encuentro parecía que habían visto tres peleas distintas. La jueza Waleska Roldán vio ganar a Burgos ampliamente, 117-112; el juez Tony Paollilo le dio el combate a Martínez, 116-112; y John Signorile apreció el encuentro 114-114, para declararlo empate.

Tanto Martínez como Burgos aseguraron haber ganado el encuentro, pero el mexicano fue más allá al reclamar una revancha inmediata.

“Para Martínez fue un regalo lo que le dieron aquí. Hicimos todo para ganar esta pelea”, dijo un decepcionado Burgos al concluir el combate.

“Creo que merezco una revancha directa. Fue una gran pelea. Aparte, creo que merecía ganar, pero los jueces fueron los encargados de que no ganara… Espero que me la den. Ahora sí, tengo que noquearlo para ganar. De lo contrario, se la van a volver a dar a él”, agregó el azteca.

Burgos sí tuvo palabras de elogio para el boricua por aguantar todo lo que le tiró.

“Fue un digno oponente. Fuerte, bravo, que iba para adelante dando golpes”, destacó el azteca. “Lo conecté en varias ocasiones. Lo puse mal, pero ya había dicho que Martínez es un oponente que aguanta. Es un oponente de agallas, de coraje, y aguantó”, destacó.

En el caso de Martínez, el boricua aceptó haber sentido las manos de su oponente, pero también reclamó su triunfo.

“Fue una gran batalla, como lo dije. Siento que gané los primero ocho asaltos. Esos últimos asaltos fueron los más difíciles”, dijo Martínez al concluir el encuentro.

“Me dio buenos golpes abajo y creo que eso pudo haber sido factor de mi desgaste en los últimos asaltos, pero la primera mitad de la pelea, la gané”, añadió.

Burgos implantó su plan de pelea con fuertes golpes a los planos bajos de Martínez, pero el boricua pareció presionar en los asaltos intermedios del combate.

Luego de un sexto round de pura metralla, Burgos pareció con mejor aire y dominó ampliamente al boricua en los asaltos finales.

“Siento que me faltó un poco más de movimiento de cintura porque en esos últimos asaltos cogí varios volados. Me abrí un poquito y cogí muchos golpes”, sentenció Martínez.

Posible la revancha

Mientras, el promotor de Martínez, Peter Rivera, no descartó una revancha entre Burgos y Martínez, pero esperará a ver si la gente de Burgos la solicita formalmente a la OMB.

“Si ellos la solicitan y el organismo (OMB) la ordena, nosotros cumplimos”, dijo Rivera. “Definitivamente sería rentable, pero hay que ver otros peleadores. Top Rank tiene varios peleadores como Diego Magdaleno, que ahora va a estar número uno y podría ser un rival… hay varias alternativas”, sentenció.