Exploramos la mala racha de los boricuas en el boxeo -VÍDEO

Por Carlos González / cgonzalez@primerahora.com 08/20/2013 |
Un puñado de prospectos ha visto parado en seco su progreso. (Primera Hora)  
El revés de Jonathan “Bomba” González ante Giovani Segura abona al incierto estado del boxeo profesional en Puerto Rico.

La derrota que sufrió el peso mosca Jonathan “Bomba” González a manos del mexicano Giovani Segura el pasado sábado pone en perspectiva la situación actual del boxeo rentado puertorriqueño.

El revés representa el más reciente capítulo en la desdichada historia del deporte durante el pasado año.

González ahora acompaña a otros como Abner Cotto, Luis “el Artesano” Cruz, Thomas Dulorme, José “Chelo” González y Orlando del Valle, quienes no superaron las respectivas pruebas que les hubiesen encaminado a combates de mayor relevancia.

Atrás quedaron los días cuando contábamos con varios campeones mundiales simultáneamente. De hecho, actualmente Román “Rocky” Martínez es el único en ostentar un cinturón –júnior ligero (130 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB)- y el panorama no está claro sobre el futuro.

Mientras veteranos como Miguel Cotto y Juan Manuel “Juanma” López miran al cierre de sus respectivas carreras, la próxima generación de púgiles que cargarán con la antorcha todavía no ha llenado las expectativas.

¿Existe un denominador común?

“Se supone que la filosofía correcta es ponerlos frente a púgiles que no deban ganarle, pero que los obliguen a trabajar o a aprender algo en el proceso. No que se enfrenten a contrincantes que de solo mirarlos mal, por aquello de exagerar un poco, resulten noqueados”, opinó Gerardo Fernández, columnista de boxeo de Primera Hora.

“Viene a ser algo así como ganar honores y pasar de grado en la escuela superior sin tomar exámenes, solo para colgarse malamente cuando se llega a la universidad”, continuó diciendo.

 
Continúa la debacle

El revés de Jonathan “Bomba” González ante Giovani Segura abona al incierto estado del boxeo profesional en Puerto Rico.


Fernández detalló que durante el 2012 cada uno de los prospectos ya mencionados cayeron vencidos en peleas que representaban mayor calidad de oposición.

“Primordialmente porque sus desarrollos no los prepararon adecuadamente. Desde luego, todo depende en última instancia del contrincante, pero es como saltar de grado escolar sin tomar los debidos exámenes. Cuando llega la hora del primero, se fracasan malamente”, destacó.

Dulorme, hasta ahora, ha sido el único en retomar la ruta ganadora, aunque ante oponentes de poca monta. Después de su derrota a manos de Juan Carlos Abregú, el joven de 23 años venció relativamente cómodo a Eddie Brooks, Ben Ankrah y, tan reciente como el pasado sábado, a Francisco “el Gato” Figueroa.

“Quizás a veces tratamos de adelantar tres escalones de una vez. Con solamente 16 peleas me enfrenté a un boxeador con mucha más experiencia. Uno se toma el riesgo y este deporte se trata de experiencias”, comentó Dulorme.

A su juicio, lo primordial es aprender las lecciones para así mejorar.

“La derrota contra Abregú quedó atrás. Estoy trabajando duro y enfocado para bajar a las 140 libras donde me siento más fuerte y el peso me queda bien. La derrota quedó atrás. Simplemente no tuve una buena noche. Simplemente sentí que ya me había colocado entre los mejores, pero ahora estoy trabajo duro y dedicado. No es necesario ir a una revancha ahora mismo, pero el momento llegará”.

Incierto futuro

Mientras algunos recogen los pedazos del suelo en un intento por unir las piezas, el jurado todavía delibera sobre otros cuyas carreras todavía están en ascenso.

Los hermanos McWilliams y McJoe Arroyo se han posicionado entre los primeros 15 en las clasificaciones de sus respectivos pesos. 

McJoe ocupa la novena posición en la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y, a su vez, es décimo en la OMB en las 115 libras.

McWilliams, por su parte, está noveno en la FIB y octavo en la OMB, pero en las 112 libras. Ambos está tocando a las puertas de combates titulares.

José “Sniper” Pedraza, por otro lado, ha ganado sus primeras 14 peleas como profesional, sin embargo, todavía no se ha colado en las clasificaciones de las 130 libras.

Finalmente, Félix “el Diamante” Verdejo se ha perfilado como la próxima gran estrella. A pesar de que ha lucido impresionante en sus primeras siete reyertas, es demasiado prematuro predecir si, en efecto, se convertirá en la cara del boxeo boricua.