Gana Juanma en el noveno asalto

02/03/2013 | 00:55 a.m.
A pesar de que ganó cómodamente la actuación de Juanma López no satisfizo al público que presenció la cartelera. (andre.kang@gfrmedia.com)  
La victoria dejó inconformes a quienes asistieron a la cartelera

Aunque no fue una actuación del agrado del público presente, Juan Manuel “Juanma” López se apuntó un nocaut técnico contra el brasileño Aldimar Silva Santos en la pelea estelar de la cartelera Noche de Campeones que se celebró en el coliseo Rubén Rodríguez en Bayamón.

El árbitro Luis Pabón detuvo el combate al 1:04 del noveno asalto para que López consiguiera su primer triunfo desde el 1 de octubre de 2011 cuando derrotó a Mike Oliver, su único triunfo entre las derrotas que sufrió contra el mexicano Orlando Salido, la última el 10 de  marzo de 2012.

El público se quedó con las ganas de un mayor dominio de López (32-2, 29 KO), quien tuvo que batallar más de lo esperado para sacar del camino a un Silva Santos ((18-4, 9 KO) que definitivamente no rehuyó al combate ni al castigo y sobrevivió varias caídas durante el transcurso del combate.

“No vinimos a agradar al público. Vinimos a pelear con calma.”, sostuvo el púgil luego de la pelea al percatarse de la inconformidad de los fanáticos que se dieron cita al Coliseo.

El cagüeño argumentó que en medio del fragor de la pelea no podía dejarse llevar por sus emociones sino que por el contrario tenía que ser prudente, mantenerse dentro del plan, “hacerle caso a la esquina y combinar (los puños) con calma”.

Juanma mencionó que intentará regresar al cuadrilátero para finales de abril o principios de mayo para enfrentar algunos de los grandes nombres en el boxeo.

Desenlace de la pelea por asaltos

El primer asalto fue uno de puro estudio entre ambos púgiles, pero con el boricua lanzando la mayoría de los golpes, aunque no los puños no encontraban su blanco.

En el segundo capítulo, la izquierda del Silva Santos llegó al rostro del boricua, pero el visitante no hacía nada más. López continuó tirando más golpes aunque no conseguía lastimar al rival, lo que hizo que el público se impacientara y comenzara a abuchear.

Para el tercero, López logra tocar al brasileño y en una ocasión lo llevó a su esquina y comenzó a castigarlo, pero Silva Santos logró salir del apuro.

En el cuarto, López se vio más agresivo, y logró arrinconar varias veces a Silva pero éste salía del problema, otra vez. López seguía con el dominio de la pelea, pero no de forma impresionante.

Ya en el quinto capítulo, el público comenzó a impacientarse, pero López reaccionó con una izquierda para tumbar a Silva, quien sobrevivió el asalto, una actuación mucho más de lo que la gente esperaba.

En el sexto, López le conectaba a Silva Santos, pero el brasileño aguantaba todo lo que tiraba el boricua, y nuevamente se comenzaron a escuchar varios abucheos del público.

El séptimo asalto tuvo otra “pelea” en las gradas, que llevó la atención de los presentes hacia la situación. Ya en el ensogado, una recta de izquierda de López llevó a Silva a la lona, su segunda visita al suelo en la noche.

 En  el octavo, se comenzó a ver a López sangrando por la boca, y pareció que Silva tomaba vida en el combate. El brasileño  le conectó una sólida derecha al boricua que lo estremeció, y otra vez el público comenzó con varios abucheos.

Para el noveno, López aprovechó un descuido en la defensa de Silva y le conectó una buena combinación, y con la zurda lo llevó al suelo por tercera vez en el combate.

López volvió ataque, y el árbitro Pabón detuvo el combate para sentenciar el triunfo del boricua.