Juanma López quiere demostrar que "le queda boxeo" en nuevo combate

Por Sara Del Valle Hernández 02/28/2014 |07:39 p.m.
López dice estar lleno de entusiasmo por la pelea. (jose.madera@gfrmedia.com)  
El púgil se enfrentará nuevamente a Daniel Ponce de León el próximo 15 de marzo en Bayamón.

Dicen que segundas partes nunca son buenas, pero el boxeador junqueño Juan Manuel López espera contradecir el popular refrán y repetir el éxito de su primer combate ante Daniel Ponce de León cuando lo enfrente nuevamente el próximo 15 de marzo en Bayamón.

En el primer pleito entre ambos en junio de 2008, Juanma le propinó un brutal nocaut a Ponce de León (45-5, con 35 nocauts) en el primer asalto para conquistar el cetro de las 122 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y ver su carrera despegar de manera rápida.

Pero, las circunstancias son muy distintas hoy, casi seis años después, cuando López (33-3, con 30 nocauts) intenta disipar las dudas sobre su carrera, que desde su primera derrota en el 2011 ante Orlando Salido, ha ido en retroceso.

Para el combate que se llevará a cabo en el Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón, López dice estar lleno de entusiasmo por dos razones: en primer lugar, reconoce que el cambio de entrenador le ha venido muy bien y le ha hecho sentir que ha tomado un segundo aire, y, segundo, desea demostrar que todavía le queda mucho boxeo por delante.

"Yo tengo mucho entusiasmo en el gimnasio Siempre hacemos algo diferente en el gimnasio. Freddy (Freddy Trinidad, su nuevo entrenador) es una gran persona que conoce bien a uno. Conoce de boxeo", expresó López este viernes momentos antes de comenzar un entrenamiento en el gimnasio municipal de Caimito, en Río Piedras.

López entrena en esta instalación desde hace dos meses de la mano de Trinidad, quien le ha cambiado los esquemas al atleta de 30 años. Durante 19 años, López fue entrenado por Alex Caraballo. El mismo Juanma señaló que con Trinidad ha tenido que trabajar más fuerte.

 "Me añoñan menos, como se dice", expuso el boxeador, quien entiende que esta es una de las mejores preparaciones que ha tenido en años.

"Cuando le gané a Ponce de León en el 2008, esa noche a mí no me ganaba nadie. Tenía una condición física, un ánimo increíble. Luego de ahí, cuando pelee con Gerry Peñalosa (2009), con Oivier Lontchi (2009), con (Steve) Luevano (2010) y (Rafael) Márquez (2010) fueron unas preparaciones excelentes. Las demás preparaciones fueron muy buenas. Pero el ánimo que yo sentí en el guanteo del martes (el 25 de febrero), que fueron 10 asaltos, hacía mucho tiempo que no lo sentía, y todavía estamos a ley de dos semanas y pico de la pelea", expuso.

López, exmonarca en las 122 y en las 126 libras de la OMB, peleará ante Ponce de León por el título júnior ligero (130 libras) de la OMB. Esta pelea forma parte del cartel estelarizado por el boxeador de ascendencia puertorriqueña, Danny García, y el mexicano Mauricio Herrera.

El peleador cagüeño apuntó que esa sensación de fortaleza lo ha ayudado a ganar confianza a nivel psicológico.

 "Me siento como el Juanma del principio, más tranquilo. Salgo de casa a entrenar y de aquí para mi casa. No estoy haciendo muchas cosas a la misma vez. Le he dedicado más tiempo al entrenamiento. Son cositas que había descuidado un poco", agregó el púgil que viene de una contundente derrota por nocaut ante Mikey García en el verano del 2013.

A la pregunta de qué haría si pierde el combate del 15 de marzo, el púgil sostuvo que está enfocado en ganar y negó que su interés en mantenerse en el cuadrilátero sea porque está necesitado de dinero.

 "Realmente mucha gente cree que he desperdiciado el dinero, pero no. Nosotros tenemos nuestros asesores, nuestros contables que nos ayudan muy bien a manejar nuestra economía. De perder, hay que ver cómo se perdiese. Voy a pelear con un hombre al que ya le gané. Yo no estoy pensando en la derrota ahora mismo, yo tengo mi mente en la victoria", declaró el atleta que está a siete libras y media del peso de la pelea.

Por su parte, Trinidad indicó que su pupilo va muy bien y que espera que esté al 100 por ciento para el 15 de marzo. "Para esta pelea hemos hecho mucho calentamiento, guanteo... Ya tenemos 78 rounds de guantes de un total de 95-96. Estamos trabajando a tiempo completo".

El experto añadió que ha hablado mucho con López para recalcarle la importancia de esta pelea para su futuro en el boxeo.

 "Hemos hablado bastante. Él me dice que se siente cómodo. Él sabe, sabemos, que esto es una prueba y él está claro. Él también sabe que no es el Juanma de antes y yo estoy claro. Él sabe también que Ponce de León tampoco es el mismo de antes. Para mí, esta pelea puede decidir el futuro de Juanma López", puntualizó.

Tags

BayamónboxeoJuanma López