Las van a pagar los que piratearon la pelea Mayweather vs. McGregor

Por Carlos González / [email protected] 09/01/2017 |09:00 a.m.
Los negocios que ofrecieron la pelea del pasado sábado sin pagar por los derechos se exponen a multas de $60,000. (AP / Eric Jamison)  
Cientos de negocios en la Isla exhibieron ilegalmente el combate.

Unos 250 negocios en Puerto Rico exhibieron la pelea entre Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor sin la requerida autorización comercial.

Dicha cifra podría aumentar a 300 y contrasta con los 150 espacios comerciales que pagaron por los derechos.

Peter Rivera, vicepresidente de la compañía PPV Entertainment y encargada de la venta de la señal en Puerto Rico, señaló ayer que agentes dispersados a través de la Isla descubrieron una alta cantidad de negocios cuyos propietarios serán acusados por infringir con una  ley federal que podría significar  en una multa de hasta $60,000.

“La oficina legal de nuestra empresa enviará unas cartas a manera de cortesía notificando que violaron la ley poniendo una transmisión sin los debidos derechos”, dijo Rivera. 

“Entraremos en un proceso de iniciar una  negociación que podría costarle al comerciante tres o cuatro veces por encima del precio que debieron pagar para adquirirlo legalmente”.

Los costos para los comercios fluctuaban entre $1,500 y $10,000. Los precios se determinan dependiendo de la cantidad de clientes que pueden estar en el local.

“Los derechos comerciales son distintos al residencial. Tienen otro valor que depende de la capacidad en el espacio en el establecimiento. Se les cobra según la cantidad de personas que podrían estar en el lugar”, indicó Rivera. “Hemos sido  más flexibles, pero los comercios necesitan de nuestros permisos”.

Rivera expuso que el 30% de los comerciantes reconocen la falta y enseguida pagan. Otro 40% hace lo mismo cuando se encuentra en el Tribunal Federal, mientras que el restante 30% hace caso omiso. 

“Hay quienes dilatan el proceso y entran a la fase dos que es una demanda a nivel federal. Una vez ahí, se inicia otro proceso de negociación bajo otros términos. Nuestro principio es proteger la industria y a aquellas personas que legalmente pagan por los derechos. Tenemos que proteger unos clientes que pagan en ley”.

Rivera explicó que un investigador procura no hacer el señalamiento al dueño del local justo al  momento de descubrir que está presentando un evento  pay per view de  manera ilegal.

“No queremos que las personas pasen un mal rato  y la vergüenza frente a los clientes. Hemos tenidos casos de agentes federales que se han dado cuenta de que hay violaciones de ley y han intervenido”, recordó.

Impulsa legislación

Rivera, por otro lado, sostuvo que favorece una legislación para disuadir las infracciones.

“Está sobre el tintero y trabajando  que se radique una ley para proteger la industria. Que los negocios que sean encontrados en violación  pierdan sus licencias de vender bebidas alcohólicas. De alguna manera tiene que llegar el mensaje porque somos un país de ley y orden”, concluyó Rivera.

Regresa a la portada