Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Manny lleva mensaje de esperanza

Por Sara Del Valle Hernández 08/04/2015 |02:16 p.m.
"Sé que mi mensaje va a ser de mucha ayuda porque yo sufrí, y el sufrimiento es grande tanto para los niños como para las familias”, dijo Emmanuel "Manny" Rodríguez. ([email protected])  
Manny Rodríguez, campeón latino de la OMB, superó severas quemaduras en su cuerpo y ahora buscará a ayudar a menores de edad que han sufrido experiencias similares.

Luego de cosechar 12 victorias sin derrotas como profesional, el boxeador puertorriqueño Emmanuel “Manny” Rodríguez ha entendido que la fórmula que lo ha llevado al éxito no deber ser alterada.

Es por eso que el medallista olímpico juvenil decidió acuartelarse por nueve semanas previo a su combate ante el mexicano Alex Rangel (16-4-2, 10 KO’s) el próximo 22 de agosto en el coliseo Tomás Dones, de Fajardo, tal y como hizo para su pelea anterior contra el dominicano Luis Hinojosa.

“Llevo seis semanas acuartelado. Me faltan tres. Voy a estar acuartelado nueve semanas, igual que la otra vez. Lo voy hacer porque dio resultado, así que decidimos hacer lo mismo para salir victorioso”, expuso este martes Rodríguez, quien ha ganado ocho de sus reyertas por nocaut.

El boxeador, que defenderá por tercera ocasión su título Latino de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) en las 118 libras, puntualizó que su contrincante es el típico peleador mexicano, que va hacia el frente y no rehúye el combate.

“Rangel es un peleador aguerrido. Él le hizo una gran pelea a otro puertorriqueño (César Seda), aunque perdió. Pero eso fue en otro peso. Ahora Rangel viene a pelear en las 118 libras, que es su peso natural. Sabemos que viene a dar una batalla dura. Vamos a estar preparados para lo que traiga el mexicano”, acotó Rodríguez durante la conferencia de prensa para anunciar su participación como portavoz de la campaña de medios de la Fundación A-MAR.

Esta organización, presidida por Bonnie Guzmán Enseñat, es una entidad sin fines de lucro dedicada a brindar información sobre prevención de quemaduras en los niños y niñas, y a ayudar a los padres y madres a conseguir ayudas para su recuperación.

En cuanto a su peso, Rodríguez señaló que estaba en 124 libras. 

“A tres semanas de la pelea, seis libras por encima está genial. Yo no soy un boxeador que tenga problemas para hacer el peso. A mí me gusta mantenerme cerca del peso para no tener problemas el día de la pelea, y en este momento de mi carrera no puedo cometer esos errores que podrían costarme la victoria y el título”, dijo.

Lea lo más reciente del mundo del boxeo

Tags

boxeoquemaduras