Manny Pacquiao asegura que regresará al cuadrilátero

12/10/2012 |
 
El filipino aceptó que se descuidó en el encuentro y pagó el precio.

Las Vegas, Nevada. Por minuto y medio, Manny Pacquiao estuvo tendido en la lona del cuadrilátero. Juan Manuel Márquez lo derribó con una potente derecha, y muchos pensaron lo peor al ver que el ídolo filipino no se reincorporaba del golpe.

Pero luego de sufrir una aparatosa y preocupante derrota en el sexto asalto, Pacquiao continuaba pensando en boxeo, contrario a Márquez, que solo hablaba de descanso y fiesta. Pacquiao no asistió a la conferencia de prensa luego de la pelea, pero aún aturdido concedió entrevistas televisivas en el cuadrilátero antes de ser llevado a toda prisa al hospital para realizarle pruebas de rigor, las que superó sin problemas. Unas horas luego de la pelea, fue dado de alta y quería ver una repetición de lo acontecido.

“Comencé a descuidarme, pensé que lo tenía”, expresó Pacquiao, quien tenía la delantera, 47-46, en las tarjetas de los tres jueces antes del nocaut. Incluso, al preguntarle sobre una posible quinta pelea con Márquez, Pacquiao le dio luz verde a la idea. “Si nos dan una oportunidad, pelearemos de nuevo. Voy a tomarme un descanso y regresaré a pelear”, sostuvo Pacquiao, quien cayó a 54-5-2, con 38 nocauts.

Por su parte, el entrenador de Pacquiao, Freddie Roach, aseguró que este no será el final de Pacquiao, aunque sí estará pendiente de su desempeño en los próximos meses una vez retomen los entrenamientos. “No creo que sea el final de Pacquiao. Estaba hablando con él antes de que fuera al hospital, y él sabe que se descuidó. Eso pasa en el boxeo”, sostuvo Roach.


“Hay que darle mucho seguimiento. Si regresa al gimnasio y veo un declive en sus habilidades, le digo que se retire. Me encantaría tener una revancha. ¿Pero es esa la movida correcta? Hay que pensar, esto es complicado, esto no se decide de una noche a otra”, añadió el entrenador.

Para Pacquiao, fue su segundo revés consecutivo, pues venía de perder su cinturón wélter de la Organización Mundial de Boxeo en una controvertida decisión contra Timothy Bradley. Antes de las derrotas, sumaba 15 victorias consecutivas, lo que lo llevó a ser considerado como el mejor “libra por libra”.

La derrota de Pacquiao parece enterrar las posibilidades de concretar la esperada pelea contra Floyd Mayweather. Pero, para el promotor de Pacquiao, Bob Arum, el revés no es el final de una era.

“Perder una pelea por nocaut no es muerte. Pierdes una pelea y no significa nada. Si le diste al público lo que querías y regresas, eres igual de mercadeable. Especialmente una pelea como esta, que todo el mundo vio lo que quería”, destacó Arum, quien dijo que consideraría montar una quinta pelea entre Pacquiao y Márquez.