Miguel Cotto apelará sentencia que determina pagar demanda a su tío

10/12/2012 |04:25 p.m.
La demanda presentada por Evangelista Cotto reclamando un por ciento del dinero generado producto de las peleas de su sobrino, fue sometida ante el Tribunal de Caguas poco después de un altercado físico entre ambos en el 2009. (Archivo)  
Gabriel Peñagarícano, asesor legal de Cotto, aseguró que seguirán el curso normal del Tribunal de Apelaciones.

La representación legal de Miguel Cotto apelará la orden que emitió la jueza Tomasa del Carmen Vázquez, donde el púgil deberá pagar la suma de $2 millones a su tío Evangelista Cotto, quien fue su entrenador durante la mayoría de su carrera en el boxeo rentado.  La sentencia se dictó este pasado 10 de octubre.

Gabriel Peñagarícano, asesor legal de Cotto, aseguró que seguirán el curso normal del Tribunal de Apelaciones.

“Me sorprende la decisión de la jueza considerando que el caso presentado por Miguel era sólido. Tengo que examinar con detenimiento el documento, pero adelanto que definitivamente vamos a apelar”, dijo Peñagarícano a Primera Hora vía telefónica.  

La demanda presentada por Evangelista Cotto reclamando un por ciento del dinero generado producto de las peleas de su sobrino, fue sometida ante el Tribunal de Caguas poco después de un altercado físico entre ambos en el 2009. El caso fue discutido en enero pasado.

“Tenemos 30 días para solicitar una apelación y todavía no he hablado con mi cliente (Miguel Cotto) para discutir los pasos a seguir”, sostuvo Peñagarícano, quien adelantó que la cantidad de dinero solicitada por Evangelista Cotto era superior a la sentencia de $2 millones.  

Reacciona Evangelista Cotto

Mientras tanto, Evangelista Cotto resaltó que la orden del Tribunal de Caguas reivindica su reputación.

“Se demostró que estaba diciendo la verdad de que había un contrato escrito y no verbal como se alegaba. Esta decisión limpia mi nombre y reputación como entrenador”, reaccionó Cotto vía telefónica a Primera Hora. “Esta no es la manera en que deseaba resolver la situación, pero en juego estuvo mi prestigio y la manera como me  gano la vida”.

Asimismo, el experimentado entrenador de boxeadores no pudo precisar si podrá limar las asperezas con su sobrino en un futuro cercano.

“Siempre he estado a la mejor disposición de sentarme con mi sobrino para aclarar, pero parece que por mala asesoría no hemos podido”, destacó.

Evengelista Cotto todavía se desempeña como entrenador en el gimnasio localizado en el sector Bairoa en Caguas.