Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Miguel Cotto sacó cría ante una lesión muy seria

Por Primerahora.com 12/04/2017 |11:45 p.m.
El fisioterapista José Cruz dijo que la rehabilitación del púgil podría tardar un año.
Cotto viajó ayer a la Isla para ser intervenido quirúrgicamente mañana, miércoles. (AP/Adam Hunger)  

El reconocido fisioterapista José Cruz no sabe cómo el púgil boricua Miguel Cotto concluyó los últimos cinco asaltos en su combate del sábado ante Sadam Ali, luego de sufrir una rotura en el tendón del bíceps izquierdo que requerirá una cirugía.

Cruz señaló que el boxeador puertorriqueño tuvo una “lesión muy seria” que necesitaría un periodo de rehabilitación entre nueve a doce meses para volver al ensogado si fuera el caso. Cotto, sin embargo, ha asegurado que el sábado fue la última pelea de su carrera. El cagüeño se retiró con una derrota por decisión unánime. Dijo que se lastimó el bíceps en el séptimo asalto con el combate muy parejo en las tarjetas.

“La lesión de Cotto fue seria… muy seria. Cualquier otro boxeador pudo haberse quitado, pero él tiene una capacidad única para ajustarse al dolor y seguir peleando. El dolor que debía sentir en el brazo era brutal. Tenía que ser un dolor constante. Solo un guerrero como él podía manejarlo. Es un peleador muy orgulloso. Es admirable lo que hizo”, dijo el fisioterapista del Equipo Nacional de baloncesto y de peloteros de las Mayores a Primera Hora.

Cotto viajó ayer a la Isla para ser intervenido quirúrgicamente mañana, miércoles. Cruz dijo que este tipo de lesión, ciertamente, limita la capacidad física del atleta y máxime en una disciplina tan intensa como el boxeo.

“Era imposible que el brazo fuera funcional con una lesión de esta magnitud. Hay fisuras en el tendón que se sanan con terapias y descanso, pero cuando sufres una rotura en el tendón hay que operarse y el tiempo de recuperación es bastante considerable”, dijo Cruz.

“En este caso, Cotto ha dicho que no regresa al boxeo, así que la rehabilitación sería para recuperar los movimientos de una vida normal y no los de un boxeador. Así que puede trabajar la rehabilitación con mucha calma”, dijo Cruz al señalar que este tipo de lesión es más común entre los atletas de halterofilia y fisiculturismo.

Regresa a la portada