Nocaut judicial de Evengelista a Miguel Cotto

10/13/2012 |
La demanda que presentó el entrenador contra Miguel Cotto fue vista en el Tribunal de Caguas el pasado enero. (lino.prieto@gfrmedia.com)  
Una jueza determinó que deberá pagar $2 millones a su tío Evengelista Cotto.

Evangelista Cotto ganó un asalto en la batalla legal que lleva contra su sobrino, Miguel Cotto.

Sin embargo, el ex campeón mundial está decidido a dar la pelea hasta el último campanazo.

La jueza Tomasa del Carmen Vázquez, del Tribunal Superior de Caguas, determinó el pasado 10 de octubre que el púgil deberá pagar a su tío Evengelista Cotto la suma de $$1,997,535.15 más el 4.25% en intereses para resolver una demanda presentada por el entrenador de boxeadores.

Evangelista Cotto reclamaba un por ciento del dinero generado por las peleas de su sobrino. La demanda fue sometida poco después de un altercado físico entre ambos en el 2009 que resultó con su despido como jefe entrenador de Miguel.

El caso fue discutido en corte el pasado enero.

“Se demostró que estaba diciendo la verdad de que había un contrato escrito y no verbal como se alegaba. Esta decisión limpia mi nombre y reputación como entrenador” , reaccionó Evangelista Cotto vía telefónica a Primera Hora.

“Esta no es la manera en que deseaba resolver la situación, pero en juego estuvo mi prestigio y estaba en peligro la manera como me gano la vida”, agregó.

No obstante, la representación legal de Miguel Cotto enseguida reaccionó diciendo que apelará la orden. Gabriel Peñagarícano, asesor legal de Cotto, aseguró que seguirán el curso normal del Tribunal de Apelaciones.

“Me sorprende la decisión de la jueza considerando que el caso presentado a favor de Miguel era sólido. Tengo que examinar con detenimiento el documento, pero adelanto que definitivamente vamos a apelar”, dijo Peñagarícano a este diario vía telefónica.

“Tenemos 30 días para solicitar una apelación y todavía no he hablado con mi cliente (Miguel Cotto) para discutir los pasos a seguir”, sostuvo Peñagarícano, quien adelantó que la cantidad de dinero solicitada por Evangelista Cotto era superior a la sentencia de $2 millones

Por otro lado, el experimentado entrenador no precisó si podrá limar las asperezas con su sobrino en un futuro.

“Siempre he estado a la mejor disposición de sentarme con mi sobrino para aclarar las cosas, pero parece que por mala asesoría no hemos podido. Es mi sobrino y le tengo un cariño especial. Espero que con esto todo quede atrás y ambos podamos seguir hacia adelante”, destacó.

Evengelista Cotto todavía se desempeña como entrenador en el gimnasio localizado en el sector Bairoa en Caguas.

Miguel, por su parte, se encuentra en Big Bear, California, en medio del campo de entrenamiento para el compromiso del 1 de diciembre contra el estadounidense Austin Trout po el cetro superwélter (154 libras) de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

El evento producido por Golden Boy Promotions en el Madison Square Garden, en Nueva York y será transmitido en vivo por Showtime.