Noche de campeones: ahora o nunca

02/23/2013 |
José “Sniper” Pedraza arriesga su invicto esta noche ante el mexicano Gerardo Zayas y, además, Mario Santiago enfrentará a Marcos “el Tigre” Jiménez.
José “Sniper” Pedraza (izquierda) y su oponente Gerardo Zayas pesaron 130 libras. (GFR Media / Edgar Vázquez)  

El escenario está listo y los participantes en peso. Solo falta que se escuche el primer campanazo para que inicie la cartelera de esta noche en el auditorio Juan “ Pachín” Vicens en Ponce.

Los estelaristas José “Sniper” Pedraza (11-0, 7 KO ) y su rival Gerardo Zayas (21-19, 11 KO ) pesaron 130 libras.

“Me siento bien. Hice el peso cómodo, vi a mi oponente en buenas condiciones, pero no hay de que preocuparse. Será una buena pelea ya que México y Puerto Rico hacen unas grandes guerras y estoy preparado para enfrentar oponentes como este, que no conozco, pero me preparé para eso, para una guerra” dijo Pedraza mediante una comunicación escrita.

Mientras tanto, el mexicano Zayas adelantó que buscará terminar el encuentro por nocaut.

“Espero que Pedraza se pare a pelear en el centro del ring porque es lo que me gusta. Por eso me dicen el torito y estaré buscándolo hasta que esto se acabe por nocaut”, respondió.

En la pelea semi estelar, Mario “el Príncipe Ponceño” Santiago y Marcos “el Tigre” Jiménez pesaron 130 libras por el título Fedecentro de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

“Cumplí con el pesaje que es como ganar el primer asalto”, sostuvo dijo Santiago.

“Vi a Jiménez muy bien porque sabe que esta pelea será competitiva, pero ese título va para Ponce y después de ahí, a seguir buscando mejores peleas”, agregó.

Jiménez, por su parte, indicó que su fortaleza física marcará la diferencia.

“Para esta me siento mejor que en la pelea que tuve con Azuquita. Me siento bien marcando las 130 libras y mi fuerza será factor ”, resaltó.

Vuelve a la ruta ganadora

El peso súperligero Thomas Dulorme Cordero se apuntó la noche del jueves otra victoria por la vía rápida cuando noqueó a Edward Brooks en el primer asalto en Nueva York.

Dulorme fue declarado vencedor cuando derribó a su rival que le informó al referí que no deseaba continuar.